4 de marzo de 2021 4/3/21

La reforma de la piscina cubierta de Almussafes comienza en septiembre

La reforma de la piscina cubierta de Almussafes comienza en septiembre - (foto 1)
  • El Ayuntamiento invierte 504.252 euros (IVA incluido) de fondos propios en la remodelación, que se desarrollará en cuatro meses y medio

MÁS FOTOS
La reforma de la piscina cubierta de Almussafes comienza en septiembre - (foto 2)
La reforma de la piscina cubierta de Almussafes comienza en septiembre - (foto 3)

Tras la finalización de la temporada de verano de las Piscinas Municipales de Almussafes, el próximo lunes 31 de agosto, la infraestructura cerrará sus puertas para iniciar en septiembre la última fase de la reforma emprendida por el Ayuntamiento de la población con el objetivo de modernizar el recinto y adaptarlo a las necesidades actuales de la ciudadanía y a la normativa vigente. En esta ocasión se actuará sobre la piscina cubierta, por lo que está prevista la sustitución completa del vaso existente y de la cubrición y el cerramiento retráctil actuales. El consistorio ha adjudicado la intervención por 504.252 euros (IVA incluido). “Somos conscientes de los inconvenientes que provocan estas obras, porque implican que no se van a poder celebrar los habituales cursos en la piscina cubierta durante estos meses, pero estamos convencidos de que los vecinos y vecinas sabrán valorar el resultado”, declara el concejal de Deportes, Pau Bosch.

La última fase de la reforma integral de las Piscinas Municipales de Almussafes está a punto de comenzar. El próximo martes 1 de septiembre la maquinaria necesaria para el desarrollo de esta actuación entrará en la infraestructura para iniciar las tareas que permitirán adecuar el espacio que ocupa la piscina cubierta a las nuevas necesidades de las personas usuarias y de la normativa en materia de seguridad y accesibilidad.

Tras poner a punto los últimos dos años el resto de los espacios del recinto, el Ayuntamiento prepara estos días el pistoletazo de salida a la última etapa de este ambicioso proyecto, adjudicada por 504.252,54 euros a la empresa Construcciones Uorconf, S. L., que se encargará de las obras contempladas en la memoria descriptiva. El plazo de ejecución de los trabajos es de cuatro meses y medio.

“Cada vez estamos más cerca de concluir esta gran intervención con la que estamos actualizando una de las infraestructuras deportivas más utilizadas por la ciudadanía almussafense”, destaca el concejal de Deportes, Pau Bosch. “Somos conscientes de los inconvenientes que provocan estas obras, porque implican que no se van a poder celebrar los habituales cursos en la piscina cubierta durante estos meses, pero estamos convencidos de que los vecinos y vecinas sabrán valorar el resultado, como ya lo han hecho con las otras fases del proyecto, que ya están en funcionamiento”, asegura.

Proyecto

Los trabajos consistirán en el picado y la sustitución completa del vaso existente, que perderá profundidad, mediante la ejecución de un muro de hormigón gunitado paralelo al límite actual de la piscina, para lo que se utilizará el espacio entre los dos perímetros con la finalidad de alojar la instalación de impulsión y retorno del agua, que se renueva en su totalidad mejorando el sistema existente. Asimismo, está prevista la demolición del suelo y el cambio de pavimentación por uno que se adecue a la normativa actual en materia de resbaladicidad.

La memoria también contempla la sustitución de la cubrición y del cerramiento retráctil actuales, los cuales dispondrán de unos sistemas más actualizados que garanticen una mínima pérdida de calor y energía. En este sentido, se depondrán dos elementos fijos en los extremos para reducir los pliegues actuales y las zonas de pérdida entre ellos. Por último, y también en relación con la piscina cubierta, se colocará una línea de vida para el mantenimiento en el espacio existente en la piscina y el túnel.

Modernización completa

La renovación de las Piscinas Municipales de Almussafes se ha llevado a cabo por tramos con el objetivo “de evitar al máximo las molestias de la ciudadanía”, resalta el edil. Para ello, la intervención se dividió en un total de cinco fases en las que el consistorio local ha invertido más de un millón de euros. Primero se actuó sobre la piscina pequeña y su correspondiente depuradora. Posteriormente se abordó la reforma de la piscina mediana y de los espacios comunes de todo el recinto y ahora es el turno de la piscina cubierta. “Sin duda ha sido el proyecto de mayor envergadura en materia deportiva desde que entramos en el gobierno de la población, por presupuesto, pero también por cómo hemos organizado su implementación”, comenta Bosch. “La gran afluencia de personas usuarias registrada tras la puesta en funcionamiento de las anteriores fases de la reforma nos confirma que acertamos con el diseño elegido, que considero sencillo, moderno y funcional”, concluye.

Subir