elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Casi un millar de jubilados y pensionistas de Almussafes asistieron a la clausura del Homenaje a los Mayores

Casi un millar de jubilados y pensionistas de Almussafes asistieron a la clausura del Homenaje a los Mayores  - (foto 1)
  • Una comida de hermandad cerró el programa de actos conmemorativos de la XXXIII edición

Alrededor de mil mayores de Almussafes se dieron cita, el pasado domingo día 23 en el pabellón polideportivo, para clausurar la XXXIII edición de la Semana de la Tercera Edad. Las jornadas conmemorativas en honor del colectivo de jubilados y pensionistas han estado organizadas, una vez más, desde la Concejalía de la Tercera Edad del consistorio municipal, con la colaboración de la Asociación de Jubilados y Pensionistas.

El Ayuntamiento de Almussafes despidió, el pasado domingo, la edición 2011 del Homenaje a la Tercera Edad con la misa que se ofició en la iglesia parroquial San Bartolomé y con la comida de hermandad posterior, que tuvo lugar en el pabellón polideportivo municipal, cita multitudinaria que en la presente edición ha reunido de nuevo a casi un millar de jubilados y pensionistas.

El presidente de la corporación, Albert Girona, la concejala de la Tercera Edad, Esperanza Carbonell, el presidente provincial de la U.D.P., José Sanchis y el presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Almussafes, Francisco Ruiz, presidieron el emotivo acto de clausura de la festividad dedicada a los mayores. La gala de hermandad también contó con la presencia de las autoridades locales, la reina de las Fiestas, así como el presidente y secretario comarcal de los jubilados, entre otros invitados.

Durante el acto oficial, el expresidente de la Asociación de Jubilados y Pensionistas, Antonio Villalba, al frente de la entidad durante más de 13 años y el matrimonio más mayor de la localidad, Ramón Magraner y Mercedes Iborra, de 92 y 88 años de edad, respectivamente, fueron objeto de sendos reconocimientos públicos por parte del consistorio municipal.

Además de a los comensales que se dieran cita en el pabellón, el ayuntamiento también hizo partícipes de la fiesta de clausura a más de un centenar de jubilados afectados por condicionantes físicos que les imposibilitaban el desplazamiento hasta el lugar de la comida, ya que los voluntarios de protección civil se encargaron, un año más, de distribuir menús en todos sus domicilios durante la mañana.

Subir