29 de octubre de 2020 29/10/20

Almussord Almussafes imparte un curso de comunicación en lengua de signos

Almussord Almussafes imparte un curso de comunicación en lengua de signos - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Almussord Almussafes imparte un curso de comunicación en lengua de signos - (foto 2)

    En octubre del pasado año 2015, la asociación de sordos de Almussafes, Almussord, inició su andadura motivada por un objetivo prioritario: la mejora de la calidad de vida de las personas con dificultades auditivas en el ámbito social y laboral. En ese momento ya anunciaban que una de sus prioridades más importantes pasaba por conseguir el pleno acceso del colectivo de sordos en el ámbito de la educación, además de señalar su intención de promover actividades que contribuyan a la culturización de este colectivo y la celebración de cursos de lengua de signos y lecto-escritura. Este último proyecto ya ha visto la luz, puesto que el pasado sábado 9 de enero, la entidad inauguró su primera convocatoria formativa. Un total de 12 alumnos, 8 de Almussafes y el resto de Gandia, Silla e incluso Valencia capital, asisten todos los sábados al taller “Comunicación en lengua de signos”, que imparte el propio presidente de Almussord, Jorge Fernández, en el Centro Cultural y que se clausurará el sábado 12 de marzo.

    El colectivo de sordos de Almussafes, Almussord, trabaja desde su constitución a mediados de octubre del pasado año 2015 en la integración social y laboral de las personas con dificultades auditivas. “Uno de los principales factores para alcanzar este objetivo pasa por el pleno acceso de las personas sordas a todos los niveles del sistema educativo, defendiendo la implantación de una opción educativa bilingüe en la Comunitat Valenciana, es decir, que contemple la educación castellana/lengua de signos o valenciana /lengua de signos”, explica su presidente, Jorge Fernández.

    Asimismo, la eliminación de las barreras de comunicación existentes con las administraciones públicas para desarrollar gestiones básicas de su vida cotidiana, la promoción de actividades que contribuyan a la culturización de este colectivo de la sociedad, como jornadas de teatro y de música ofrecidas a personas sordas, la práctica de deportes como pádel y judo o la convocatoria de cursos de lengua de signos y lecto-escritura son cuestiones que defienden los integrantes de la entidad de sordos.

    Almussord ya ha dado el primer paso para darse a conocer públicamente, además de empezar a educar a la ciudadanía en la lengua de signos española, con la celebración de su primer curso de formación. La acogida a esta primera iniciativa lanzada desde el colectivo ha sido positiva puesto que son un total de 12 las personas que se han inscrito en el taller “Comunicación en lengua de signos, de 30 horas de duración, cuya primera sesión se celebró el pasado sábado 9 de enero”. “Estamos muy satisfechos con el desarrollo de este curso, puesto que contamos con participantes de diferentes localidades que nos demuestran un gran compromiso y unas ansias enormes de aprender la lengua de signos española”, añade Fernández.

    Todos los sábados, entre las 10 y las 13 horas, la sala de conferencias del Centro Cultural se transforma en un espacio de convivencia, de camaradería y de capacidad de aprendizaje, puesto que al tratarse de un grupo reducido de estudiantes, las conversaciones fluyen de manera natural entre el profesor y los alumnos.

    La mayoría de los participantes en el curso se han inscrito porque mantienen contactos con alguna persona sorda y quieren aprender a comunicarse con ella de manera natural, aunque también hay algún caso extremo y que llega al corazón, como el de un alumno que tuvo un grave accidente que le llevó a la rotura de un tímpano y la incapacidad de moverse durante cuatro años, una historia de vida que le llevó a concienciarse de la importancia de la comunicación con las personas con dificultades auditivas.

    Subir