15 de noviembre de 2019 15/11/19

Almussafes lanza la campaña para la creación de su banco de adn canino

Almussafes lanza la campaña para la creación de su banco de adn canino - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Almussafes lanza la campaña para la creación de su banco de adn canino - (foto 2)

    La Ordenanza Municipal sobre Tenencia, Protección y Venta de Animales de Compañía aprobada recientemente por el Ayuntamiento de Almussafes comienza la aplicación de la principal novedad respecto a la normativa que venía desarrollándose desde hace 17 años. Tal y como anunció el consistorio municipal tras la actualización de esta regulación, la Concejalía de Medio Ambiente de la localidad va a proceder a la creación de un banco de ADN canino con el objetivo de solucionar de manera definitiva la problemática de las heces de los perros abandonadas en las vías de la población. "Esta conducta incívica afecta a la salud pública y por eso vamos a intensificar las acciones para conseguir un espacio urbano limpio y respetuoso con el conjunto de la ciudadanía", resalta la concejala responsable del área de Medio Ambiente, Teresa Iborra.

    Para conseguirlo, el Ayuntamiento de Almussafes sufragará el coste de las pruebas genéticas realizadas a los canes con la finalidad de determinar el genotipo de los animales, labor para la que será necesaria una sencilla extracción de sangre, con la que se obtendrán las muestras. Para acceder a este servicio, que se realizará de manera gratuita para los propietarios en la Clínica Veterinaria Ordás del 10 de octubre de este 2017 al 10 de febrero de 2018, tan solo será necesario solicitar cita previa en el centro veterinario, en el correo electrónico y teléfono habilitados al efecto. Posteriormente, las muestras serán enviadas al laboratorio Newbiothecnic, donde se realizarán los análisis que permitirán establecer la información genética de cada mascota para incorporarla a los datos del censo canino. Tras esto, los propietarios recibirán una chapa para que el animal esté siempre plenamente identificado durante sus paseos.

    Controles

    Los controles de excrementos, incluidos los depositados en el interior de los cinco pipicanes situados en el núcleo urbano, comenzarán el próximo 11 de febrero de 2018 y en los mismos participarán los agentes policiales locales y un operario de limpieza, quienes serán los encargados de enviar las muestras detectadas al laboratorio para identificar al propietario de la mascota.

    El censo es el otro campo en el que se está trabajando por parte de la administración local almussafense. Actualmente ya hay registrados más de 1.500 perros, pero la intención del consistorio es aprovechar la campaña para proceder a la actualización de esta lista. A partir de ahora serán de obligado cumplimiento ambas acciones, el sometimiento a la prueba de adn y la incursión de los datos en la base municipal. La nueva ordenanza recoge sanciones de 200 euros por no censar a los perros y de hasta la misma cantidad por no recoger las deposiciones fecales que éstos realicen.

    Sin embargo, desde el equipo de gobierno municipal insisten en que el objetivo que persiguen con la puesta en marcha de estas medidas "no es en absoluto recaudatorio, sino que va encaminado a disuadir de ciertas prácticas que atentan contra la convivencia, el respeto y la salubridad". Por ese motivo, "la puesta en marcha de la ordenanza se está llevando a cabo no solo con un amplio periodo de adaptación sino con la máxima transparencia posible y con una importante inversión económica por parte del Ayuntamiento, por lo que el coste va a ser cero para los propietarios", recuerda Iborra.

    Campaña "La calle es de todos"

    La implementación de estas medidas vendrá acompañada de una ambiciosa campaña informativa de cuatro meses de duración, titulada "La calle es de todos", que se inicia con el envío de una carta directa a los propietarios de las mascotas en la que se avanza todo el proceso. Además, se distribuirá en todos los domicilios de la localidad de un tríptico en el que se explican las novedades incorporadas a la ordenanza para que todos los vecinos y vecinas la conozcan y puedan contribuir a difundir las actitudes que harán compatible la tenencia de animales con el mantenimiento de la limpieza en las vías públicas.

    Este documento, del cual se ha realizado una tirada de 3.700 unidades, incorpora en su contraportada un plano de Almussafes en el que se indica la localización de las cinco zonas de esparcimiento canino habilitadas por el consistorio, que convierten la localidad en el municipio de la Comunitat Valenciana con más metros cuadrados de este tipo de recintos en relación al número de habitantes. Además, se aprovecha la publicación para explicar otros aspectos de la normativa que pueden desembocar en sanción, como las prohibiciones de utilizar productos tóxicos para evitar que los perros orinen en las fachadas, orinar en las zonas ajardinadas o el acceso a las zonas de juego infantil.

    La Unidad de Protección Animal de la Policía Local de Almussafes resolverá todas las dudas, a través del teléfono 664 52 01 99, disponible los días laborables de 9 a 14 horas, y la dirección de correo electrónico almussafes_adn@gva.es. "Las acciones llevadas a cabo desde el inicio de la legislatura para conseguir erradicar esta problemática han sido numerosas. Actualmente contamos con todos los recursos para conseguir su total erradicación y garantizar así la limpieza y salubridad de nuestras calles", concluye Iborra.

     

    ocultar
    Almussafes lanza la campaña para la creación de su banco de adn canino
    Subir