23 de septiembre de 2020 23/9/20

El alcalde solicitará al catastro de Valencia que revise a la baja los valores catastrales de Almussafes debido a la actual situación de crisis económica

    En el año 2008, el Catastro realizó una nueva Ponencia de valores para adecuar el valor catastral de los inmuebles de naturaleza urbana a su valor de mercado. La última revisión catastral que se había llevado a cabo en Almussafes era del año 1994 y en el 2006, el gobierno local socialista pidió en un escrito a la Gerencia del Catastro de Valencia que se incluyese el municipio de Almussafes en los Planes de trabajo que realiza el Catastro, estudio que se llevó a cabo durante 2007 y 2008 y que tuvo efectos fiscales en el 2009.

    Prueba de ello es que la nueva ponencia de valores tuvo en cuenta los valores de mercado declarados en escritura pública, correspondientes a transmisiones que se han producido en los años inmediatamente anteriores, es decir, 2007 y 2008. Y como consecuencia de ello, los valores catastrales resultantes de dicha Ponencia acabaron siendo muy elevados, puesto que el incremento más importante no fue en la construcción sino en el suelo. Y es bien sabido que el valor del mercado del inmueble, al tomarse como referencia los años de la burbuja inmobiliaria, ha sido considerable.

    Según el alcalde, "somos conscientes que elaborar una ponencia de valores supone un arduo esfuerzo, puesto que se debe realizar por los arquitectos del Catastro y hay muchos parámetros de valoración que se deben tener en cuenta. También que, en principio, tienen una vigencia indefinida hasta que se realice una nueva, que de acuerdo con la normativa vigente procedería cada diez años. Ahora bien, dada la situación de crisis económica y la caída del valor de los solares en torno a un 30% en los dos ültimos años, consideramos justo que el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda y el Catastro estudiase la posibilidad de reducir a la baja los valores de ayuntamientos como el nuestro, cuya ponencia se realizó en el momento de crecimiento exponencial de la especulación inmobiliaria y, sin embargo, tuvo que aplicarse en plena crisis económica y precisamente de clara caída del mercado inmobiliario".

    Por ello, y debido a la actual situación de crisis económica, además de la repercusión que este valor tiene en otras figuras fiscales, como son el I.I.V.T.N.U.(plusvalías) y el I.R.P.F., el alcalde de Almussafes va a solicitar a la Gerencia Territorial del Catastro de Valencia que se regularicen a la baja los valores catastrales de nuestro municipio, y concretamente la petición va a consistir en que se rebaje en un porcentaje, aun por determinar, el valor del suelo, puesto que éste es el que más se ha visto afectado como consecuencia de la burbuja y la especulación inmobiliaria, que ahora están pagando los contribuyentes de Almussafes.

    Asimismo, se trasladará a Madrid una propuesta para que no se actualicen los valores catastrales de los inmuebles para los que se haya aprobado una nueva Ponencia de valores en los diez años anteriores, cosa que viene sucediendo en la actualidad, ya que cada año y a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno determina un porcentaje a nivel nacional, que debe incrementar el valor catastral de los inmuebles, un hecho que dada la situación económica actual supone una grave carga impositiva para el contribuyente.

    Subir