23 de enero de 2021 23/1/21

El Ayuntamiento de Almenara remite a la EPSAR los informes sobre el alcantarillado de Trascastell

El Ayuntamiento de Almenara remite a la EPSAR los informes sobre el alcantarillado de Trascastell - (foto 1)
  • Las mediciones realizadas por la empresa Hidraqua en la zona son correctas. La estación de bombeo del Polígono Industrial sigue cerrada e inutilizada.

La empresa Hidraqua, responsable del servicio del control del alcantarillado de Almenara, ha realizado una serie de analíticas en el alcantarillado de la zona de Trascastell y calle Lepanto a demanda del Ayuntamiento de Almenara, en las que se informa que “no se considera que en el momento se esté produciendo un problema de olores relacionados con el ácido sulfhídrico (H2S) en las zonas afectadas y en ninguno de los puntos en los que se han instalado los equipos de medición se han detectado concentraciones problemáticas para la salud”. Además se informa que “hay que tener en cuenta que los datos registrados son los que se dan dentro de la propia red de alcantarillado, por lo que fuera de la red las concentraciones se considera que serán menores”.

Según ha informado la alcaldesa, Estíbaliz Pérez, estas analíticas que informan que las mediciones son correctas y no hay ningún tipo de gas, junto con las pruebas realizadas serán remitidas desde el Ayuntamiento de Almenara a la Entitat Pública de Sanejament d’Aigües Residuals (EPSAR) para que corrobore la situación del alcantarillado y junto con el consistorio y la empresa concesionaria se encuentre una solución definitiva a la problemática de la estación de bombeo de la zona de Trascastell. En dicho informe también se argumentan las pruebas realizadas y su resultado, que no ha sido satisfactorio. De hecho, la empresa concesionaria también está trabajando en la cuestión, estudiando las mejores soluciones.

Estíbaliz Pérez ha destacado que toda la problemática de los olores que surgieron se encuentra en la estación de bombeo del Polígono de Trascastell, que está sobredimensionada en estos momentos. Una estación que actualmente no está en marcha y que no está siendo utilizada, y que se encuentra cerrada, ya que hay un sistema alternativo para las aguas residuales desde hace ya mucho tiempo y que está dando resultado.

No obstante la idea es solventar la problemática para poder utilizar la estación de bombeo del Polígono Trascastell con normalidad y sin los olores que provocaba el ácido sulfhídrico. Para ello a lo largo del 2019 se han producido dos intentos para solventar la situación pero no han sido satisfactorios, por lo que sigue cerrada e inutilizada dicha estación de bombeo. El primer intento fue en agosto y el segundo en octubre, ambos parados al detectarse los olores.

Según la alcaldesa, Estíbaliz Pérez, desde el equipo de gobierno, junto con la concesionaria Hidraqua, y ahora con la EPSAR, “vamos a seguir trabajando para buscar una solución definitiva al problema de la estación de bombeo, pero con la tranquilidad que la medida tomada de no utilizarla confirma que las analíticas son correctas y no hay ningún tipo de gas”.

Subir