17 de septiembre de 2019 17/9/19

La vigilancia a las víctimas de violencia de género crece un 30% en Almassora

La vigilancia a las víctimas de violencia de género crece un 30% en Almassora - (foto 1)

Las agresiones relacionadas con la violencia de género registradas por la Policía Local de Almassora bajaron en 2017 un 24,79%, hasta situarse en 82. Este dato está "estrechamente ligado a la intensa labor de vigilancia policial", como ha confirmado el concejal de Seguridad del municipio, Roger Beltrán, y como recoge la memoria de la Policía Local del pasado ejercicio.

En este sentido, la presencia de los agentes en el entorno de las víctimas ha crecido un 30,13% respecto al año anterior, lo que supone la realización de un total de 1.520 intervenciones. Asimismo, la Unidad de Mediación de la Policía Local de Almassora tramitó el pasado años 16 expedientes relacionados con la violencia de género y el propio cuerpo de seguridad asumió el seguimiento de ocho víctimas.

Beltrán y la concejala de Igualdad, Susanna Nicolau, expusieron estos datos durante la última comisión técnica de seguimiento del protocolo VioGén celebrada en Almassora, a la que también asistieron representantes de la Policía Local y de la Guardia Civil. Los agentes de ambos cuerpos realizan actualmente el seguimiento coordinado de las 39 víctimas con orden especial de protección que residen en el municipio.

El personal técnico confirmó que, en los últimos meses, se ha producido un repunte de las denuncias, aunque han descendido los casos en los que se abren diligencias. Los profesionales implicados determinaron que una de las causas de este incremento es la mayor información de las que disponen las mujeres, conseguida a través de campañas de concienciación.

 "El objetivo de esta y de todas las administraciones es erradicar totalmente la violencia de género, por lo que empleamos todos los medios a nuestro alcance para estar al lado de las mujeres afectadas y garantizar su seguridad y el cumplimiento de las sentencias judiciales", ha recordado Nicolau. La concejala se ha comprometido a “facilitar la colaboración” y a “crear nuevos protocolos de intercambio de información” desde la administración municipal.

De hecho, el personal que trabaja bajo el Sistema VioGén de coordinación entre administraciones, incidió en la necesidad de obligar a los agresores a comparecer ante los cuerpos de seguridad periódicamente para informar sobre posibles cambios en el lugar de residencia o cualquier otra circunstancia que afecte a la protección de las víctimas. Asimismo, insistieron en abrir nuevos canales de comunicación con los centros penitenciarios, a fin de comunicar ingresos o salidas de prisión de los agresores, así como de cruzar datos con las entidades que dirigen los trabajos comunitarios para evitar posibles exposiciones de las mujeres.

 

ocultar
La vigilancia a las víctimas de violencia de género crece un 30% en Almassora
Subir