29 de noviembre de 2020 29/11/20

La unidad de respiro del Alzheimer de Almassora estará lista en diciembre

La unidad de respiro del Alzheimer de Almassora estará lista en diciembre - (foto 1)

    La unidad de respiro para familiares de enfermos de Alzheimer de Almassora estará lista la primera semana de diciembre. Los técnicos han confirmado que el grueso de la reforma ya está ejecutado, a la espera de instalar el ascensor y las puertas y grifería. El fin de las obras en la Casa de la Ermitana, en el paraje de Santa Quitèria, dará paso al concurso público para adjudicar la gestión del local.

    En cuanto a las obras, los operarios han iniciado los trabajos para instalar el ascensor, tanto la estructura como las puertas, el hueco y el foso. La empresa suministradora ha señalado que el elevador llegará al edificio en unos días para poder ponerlo en marcha coincidiendo con la apertura al público del bloque. Por otro lado, los técnicos han confirmado el fin de las obras relativas al alicatado, los baños y las instalaciones de tuberías, conductos eléctricos y climatización.

    En las próximas semanas también está prevista la construcción de falsos techos para tapar el cableado del edificio, así como la instalación de la grifería en los baños y la carpintería del bloque. La pintura de las dependencias completará la intervención en la Casa de la Ermitana, que quedará totalmente renovada a la espera de que el Ayuntamiento de Almassora adjudique la gestión del centro y éste inicie su actividad con familiares de enfermos de Alzheimer y demencia senil.

    En último término, el plan de ejecución de la obra incluye la instalación de una plataforma elevadora que permitirá salvar los escalones existentes en el medio del pasillo, así como una rampa en la puerta de acceso. En este caso no será necesario obrar, sino que el proyecto apunta a una estructura prefabricada que se anclará en el punto escogido para eliminar obstáculos y garantizar la accesibilidad de los usuarios.  

    Los técnicos municipales han recordado que, al tratarse de un edificio histórico, el proyecto ha sido muy riguroso en cuanto al respeto a la fachada original y la estructura interior. El estudio ha optado por soluciones alternativas para adaptarse al espacio y evitar agresiones al diseño inicial. La actuación en estas dependencias anexas a la ermita de Santa Quitèria está valorada en 65.000 euros, más 20.500 euros en mobiliario.

    Al margen de la intervención, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almassora trabajan en estos momentos en la elaboración del pliego técnico para convocar el concurso público de adjudicación del servicio. Éste dispondrá de 25 plazas para enfermos de Alzheimer o demencia senil, que realizarán programas para ejercitar la memoria y activar el físico teniendo en cuenta las limitaciones de los pacientes.

    Subir