5 de diciembre de 2020 5/12/20

Turismo renovará la zona de juegos infantiles del playa de Benafelí

Turismo renovará la zona de juegos infantiles del playa de Benafelí - (foto 1)

    La Agència Valenciana de Turisme se hará cargo de la renovación de los juegos infantiles de la playa de Benafelí, en el tramo situado junto al Camí Catalans. Las atracciones existentes están muy deterioradas, por lo que el Consell ha accedido a la petición de la Concejalía de Playas de modernizar la instalación.

    Así lo ha explicado la edil del área, Amaya Gómez, quien ha aclarado que “los antiguos juegos serán sustituidos por estructuras de madera con tres torres y dos toboganes, además de otros elementos lúdicos para niños de a partir de 3 años”. La edil ha agradecido la respuesta de la agencia, tras cuya intervención “ganaremos una nueva zona de juego en condiciones en la playa y podremos retirar unos elementos que, por su estado, afean la imagen de la costa”.

    Para poder llevar a cabo la instalación, que no requerirá de obras previas, el Consell deberá contar con la autorización del Servicio Provincial de Costas, un trámite que fue iniciado el pasado 22 de agosto. La actuación está enmarcada dentro del Plan de Infraestructuras Turísticas de la Comunitat Valenciana promovido por la Generalitat Valenciana.

    Con la nueva área lúdica de Catalans, el litoral de Almassora contará con cuatro áreas de juegos infantiles sobre la arena, situadas también en Vora Riu, Pitillo y Tramuntana. Ésta última supuso una inversión de 60.000 euros, que fue costeada al 50% por el consistorio y el Consell, y supuso la plantación de 41 palmeras y la instalación de una cama elástica con cuerdas de escalada y un columpio.

    En la zona urbana de la playa, el equipo de gobierno realizó una inversión de 200.000 euros para la construcción de un parque infantil, una zona deportiva y un área de picnic también en Tramuntana. A esta intervención, cabe sumar la construcción de una pista polivalente de fútbol y balonmano y una cancha de baloncesto, que desde el verano de 2016 están abiertas al público en las calles Pavos y l'Arròs. Este proyecto, con un presupuesto de 36.000 euros, fue llevado a cabo por el ejecutivo local con el objetivo de incrementar los equipamientos deportivos en el distrito litoral, motivo por el que también ha habilitado dos pistas de vóley playa.

     

     

    Subir