24 de octubre de 2020 24/10/20

Talan el único pino afectado por “tomicus” en Santa Quitèria para evitar la propagación de la plaga

Talan el único pino afectado por “tomicus” en Santa Quitèria para evitar la propagación de la plaga - (foto 1)
  • Continúa el riego masivo de árboles para aplacar la sequía que favorece a la especie

MÁS FOTOS
Talan el único pino afectado por “tomicus” en Santa Quitèria para evitar la propagación de la plaga - (foto 2)

Los operarios de la empresa que se ocupa de la jardinería y el mantenimiento de las zonas verdes de Almassora han talado esta mañana el único pino del paraje de Santa Quitèria afectado por “tomicus destruens”. Los técnicos medioambientales han confirmado que el árbol no ha respondido al tratamiento y han recomendado la tala para evitar la propagación de este tipo de perforadores.

Varios operarios, camiones y grúas han participado en la maniobra para cortar con motosierras las ramas y el tronco sin causar daños en las viviendas colindantes. De hecho, la Policía Local ha cortado al tráfico el paseo de Santa Quitèria durante varias horas para impedir la circulación de vehículos que pudieran verse afectados por la caída de ramas desde varios metros de altura.

El concejal de Servicios Públicos, Joan Antoni Trenco, se ha desplazado al paraje para comprobar el avance de unos trabajos destinados a evitar la propagación de la plaga por el resto de la pinada. Trenco ha asegurado que esta medida recomendada por la Conselleria de Medio Ambiente se ejecuta de forma paralela al tratamiento con agua de toda la pinada para combatir la sequía que contribuye a la expansión de los perforadores.

Así, un camión cuba con capacidad para 16.000 litros de agua se encarga de forma periódica de regar todos los alcorques que bordean el paseo y también los pinos que crecen junto a los columpios y en las inmediaciones de la ermita. La sequía que afecta a la provincia en los últimos meses obliga a combatir con riego artificial la propagación del “tomicus destruens”, una plaga que enferma las ramas y el tronco hasta secarlos.

Con la tala de este árbol y el riego masivo, el Ayuntamiento de Almassora quiere evitar que esta especie provoque un corte masivo de pinos como el que afectó a 36 árboles en el paraje protegido en enero de 2015.

Subir