22 de septiembre de 2019 22/9/19

La senda de la desembocadura del Millars será accesible y sumará 350 metros de arbolado

La senda de la desembocadura del Millars será accesible y sumará 350 metros de arbolado - (foto 1)
MÁS FOTOS
La senda de la desembocadura del Millars será accesible y sumará 350 metros de arbolado - (foto 2)

El Ayuntamiento de Almassora hará accesible la senda de la desembocadura del río Millars durante 2017 con fondos procedentes de los remanentes del ejercicio anterior. A esta inversión se suma una plantación de árboles en 350 metros lineales desde el final del camino del Marjalet que supone un desembolso de 8.700 euros para el departamento de Medio Ambiente.

El esfuerzo en materia de accesibilidad para eliminar las barreras arquitectónicas del casco urbano se trasladará este año también a la ruta verde que conecta la desembocadura del río con la ermita de Santa Quitèria. Tal como ha señalado la concejala de Medio Ambiente, María José Tormo, la localidad reservará alrededor de 60.000 euros para ejecutar una intervención “que permita a todos los vecinos, sin distinción por cualquier discapacidad física, disfrutar de este entorno”.

Los técnicos municipales elaborarán un proyecto integrador, respetuoso con el entorno y abierto al paso de sillas de ruedas o carros de bebé para que la senda de la desembocadura alcance a la totalidad de la población. La eliminación de barreras culminará una mejora en este espacio de alto valor ecológico que ahora se somete a una nueva plantación de árboles en 350 metros lineales.

Tal como han indicado los técnicos, la nueva línea de arbolado contará con riego automatizado y estará conectada a la red de riego fertilizado de la Comunidad de Regantes de Almassora. El proyecto para la ampliación de la zona verde cuenta con las autorizaciones preceptivas de la Confederación Hidrográfica del Júcar (por afectar al dominio público hidráulico) y  de la Conselleria de Medio Ambiente (afección a la Red Natura 2000).

La actuación consiste en el desbroce previo de los cañares existentes para disminuir la competencia de esta especie invasora, la apertura de una zanja para la instalación de la tubería principal de riego y los ramales secundarios, la apertura de casillas para realizar la plantación y, finalmente, la plantación de ejemplares con calibre 6  o superior, entre 100 y 200 centímetros de altura, en contenedores de 3,5 litros o superior.

La intervención diseñada por el departamento municipal de Medio Ambiente incluye también la formación de alcorque para retención del agua y riego y el acolchado de éste con materiales naturales de la zona de plantación. Los técnicos han optado en esta ocasión por especies de hoja caduca y crecimiento rápido: chopos, álamos, almeces, fresnos y tarays.

 

ocultar
La senda de la desembocadura del Millars será accesible y sumará 350 metros de arbolado
Subir