elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

La residencia de la tercera edad de Almassora colabora en el programa de inserción laboral de Cruz Roja

La residencia de la tercera edad de Almassora colabora en el programa de inserción laboral de Cruz Roja - (foto 1)

    La residencia de la tercera edad de Almassora y la delegación en Castellón de Cruz Roja Española han suscrito un convenio mediante el cual el centro de mayores posibilita la realización de prácticas formativas a personas participantes en los programas de inserción sociolaboral de la entidad. Las tareas asignadas a estos estudiantes corresponden a la fase práctica de los programas de formación que la ONG lleva a cabo con personas en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social.

    Los primeros participantes finalizaron sus prácticas el pasado viernes 22 de junio. Las tres mujeres y el hombre han llevado a cabo tareas de limpieza y acondicionamiento de las instalaciones de la residencia y fueron instruidos y supervisados por el propio personal del centro.

    La alcaldesa de Almassora, Susanna Nicolau, ha destacado el papel integrador de esta fase de formación práctica, en la que "hombres y mujeres podrán acceder a la instrucción y los consejos de los trabajadores, una oportunidad que les abrirá muchas puertas en su camino hacia la obtención de un empleo". Por su parte, la concejala de Bienestar Social, Diana Belliure, ha asegurado que este acuerdo "supone un paso más para contribuir a la independencia económica y acabar con el aislamiento de las personas en riesgo de exclusión, uno de los objetivos fundamentales de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almassora"

    Por su parte, el director de la residencia de la tercera edad, Primitiu García, ha explicado que los participantes en este programa "han emprendido las tareas que les han sido asignadas con absoluto entusiasmo". García asegura que los trabajadores del centro le han transmitido su "satisfacción" con los alumnos y se han mostrado "muy colaboradores a la hora de transmitir sus conocimientos". La valoración general de García es “muy positiva, por lo que esperamos repetir la experiencia después del verano”.

    Así pues, tal como recoge el convenio suscrito entre el consistorio y la entidad, el alumnado cuenta con un tutor que realiza un seguimiento de período de prácticas y supervisará su asistencia. Los participantes deberán comprometerse a cumplir las normas y el horario marcados por el centro así como a completar las tareas asignadas y guardar el secreto profesional. Al final del proceso, al dirección entregará a Cruz Roja un documento de valoración del periodo de prácticas de cada estudiante.

    Este convenio representa la última colaboración entre Cruz Roja y el Ayuntamiento de Almassora. Ambos organismos trabajan conjuntamente en programas como SARA para la integración laboral de las mujeres o el programa de tarjetas solidarias suscrito por la entidad con BP para donación de fondos destinados a la compra de alimentos y productos de higiene infantil.

    Subir