21 de noviembre de 2019 21/11/19

La Policía Nacional desarticula un punto de venta de drogas en la playa de Almazora

La Policía Nacional desarticula un punto de venta de drogas en la playa de Almazora   - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La Policía Nacional desarticula un punto de venta de drogas en la playa de Almazora   - (foto 2)

    La Policía Nacional ha detenido a siete personas en la zona costera del municipio de Almazora, tras localizar tres viviendas en las que se cultivaban y abastecían de droga a numerosos compradores que acudían hasta el lugar. Las viviendas, separadas del casco urbano, hacían que el trasiego de "clientes" pasara casi desapercibido para los vecinos.

    Los arrestados, seis de ellos de nacionalidad española y un ciudadano francés, con edades comprendidas entre los 30 y los 59 años de edad, formaban parte de una organización criminal dedicada en exclusiva a la venta de cocaína al menudeo. Para ello habían elegido una zona apartada que les proporcionase mayor intimidad para desarrollar su negocio, alejada de los habituales puntos de venta de droga, intentando evitar así la presión policial.

    Hasta ese lugar se desplazaban los consumidores para suministrarse en un número tal que llamó la atención de los agentes dedicados a la lucha contra la droga de la Policía Nacional de Castellón. Estos sometieron la casa a vigilancia, dando como resultado la realización de numerosas incautaciones de droga a los compradores.

    El lugar funcionaba como un auténtico supermercado de la droga, abierto prácticamente las 24 horas del día los 365 días del año, llegándose a formar, en momentos puntuales de mayor afluencia de compradores, colas a la entrada de la finca.

    Las viviendas contaban con unas medidas de seguridad excepcionales, con vista a evitar una posible acción policial, estando completamente "bunkerizadas", ya que los detenidos son experimentados en intentar proveerse de seguridad, ya que no es la primera vez que la Policía Nacional actúa contra esta familia, habiendo sido detenidos en anteriores ocasiones por los mismos hechos que ahora se les imputan.

    Así mismo, en una de las viviendas se localizaron numerosos efectos provenientes de otros hechos delictivos, como hurtos y pequeños robos, con los que los toxicómanos se financian su adicción, utilizando esos efectos como pago a los traficantes por las dosis de droga.

    Los detenidos disfrutaban de un nivel de vida que no era acorde a los ingresos que tenían, ya que no ejercían actividad laboral ninguna ni tenían ningún tipo de entrada de dinero estable. De hecho en los registros se les intervino gran cantidad de dinero en efectivo, así como numeroso material electrónico de última generación.

    A los arrestados se les imputan delitos de tráfico de drogas, receptación, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal

    ocultar
    La Policía Nacional desarticula un punto de venta de drogas en la playa de Almazora
    Subir