25 de noviembre de 2020 25/11/20

La Policía Local de Almassora activa el dispositivo especial de verano

La Policía Local de Almassora activa el dispositivo especial de verano - (foto 1)
  • Martínez prevé la presencia de efectivos en los tres núcleos de población hasta el 15 de septiembre

El Ayuntamiento de Almassora ha activado el 16 de junio el dispositivo especial diseñado por la Policía Local con el objetivo de atender de forma permanente los tres núcleos de población del término municipal. “Durante el verano, la playa y el paraje de Santa Quitèria registran un considerable incremento de vecinos, mientras que el casco urbano sufre un notable descenso. Sin embargo, nuestra intención es garantizar la presencia de una unidad para atender las necesidades de cada área”.

Luis Martínez, primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, ha informado de la puesta en marcha de este dispositivo que entró en vigor el pasado 16 de junio y estará efectivo hasta el 15 de septiembre. Durante los tres meses estivales, “los agentes seguirán un plan de trabajo que pretende dar cobertura a estas zonas”, ha considerado el concejal.

Tanto en Santa Quitèria como en el distrito marítimo, el objetivo “es el control y la vigilancia de las conducciones peligrosas, así como la atención directa a los vecinos”. Sin embargo, en el paraje residencial se hace especial hincapié además en el buen uso de las instalaciones culturales y deportivas, así como del cauce del río, donde no está permitida la acampada ni tampoco prender fuegos o realizar actividades peligrosas. “El trabajo en Santa Quitèria no sólo se limitará al núcleo residencial, sino que también se extenderá al área de secano comprendida entre la N-340 y la CV-10, incluyendo el control de los polígonos industriales que se encuentran en este ámbito”, ha matizado el concejal.

Por lo que respecta a la zona costera, además del control de la conducción, alcoholemias, así como vigilancia de puntos específicos como Vora Riu o Roser del Mar, también se aplicará con rigor la normativa relativa al buen uso de la costa. En este estío, y dado que el volumen de la actividad constructiva se ha reducido considerablemente, el control se centrará, sobre todo, en el buen uso del litoral.

Así, tal y como ha señalado el regidor de Seguridad, se pretende garantizar el buen uso de la zona de baño impidiendo la presencia de animales sueltos, caballos, así como prácticas como la acampada, con un control específico del estacionamiento en zona de playa. De hecho, ha recordado Martínez, en el distrito marítimo existen puntos de aparcamiento para la afluencia de vehículos “y se ha habilitado uno nuevo entre el Camí Om Blanc y el Camí Catalans al que se accede desde la calle Illes Columbretes”.

Por último, también se ha reforzado la presencia de agentes en el mercado ambulante que se celebra todos los domingos desde el pasado fin de semana. Mercaplaya, que ha registrado un incremento considerable de sus puestos, “cuenta con presencia de la Policía Local para regular los aparcamientos y la salida de los mismos del recinto”. “Nuestra intención es controlar la afluencia de vecinos para evitar retenciones en los accesos”.

Control del tráfico
El núcleo poblacional también recibe el control de los agentes de Policía Local que tienen presencia continuada en el casco urbano con el objetivo de prestar un servicio de control, vigilancia y atención ciudadana. Este estío, “la vigilancia del tráfico se centrará en el Camí Ben-Afelí con la avenida del Grao, la avenida de Burriana con la avenida del Mar, la avenida José Ortiz con la calle Boqueras, así como la calle l’Alcora con la N-340”.

Con el objetivo de evitar retenciones, “existen patrullas en estos accesos con el objetivo de evitar retenciones de tráfico, facilitar su fluidez y posibilitar que los vecinos circulen por estos puntos que habitualmente en verano registran una mayor densidad de tráfico”, ha considerado el regidor.

Subir