20 de noviembre de 2019 20/11/19

El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas

El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas - (foto 1)
  • El estudio, de 5 meses de duración, permitirá verificar la presencia de especies autóctonas y la retirada de los ejemplares exóticos

MÁS FOTOS
El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas - (foto 2)
El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas - (foto 3)
El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas - (foto 4)
El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas - (foto 5)
El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas - (foto 6)

El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana ha iniciado un año más la campaña de seguimiento de tortugas. El estudio para controlar el estado de conservación de las especies autóctonas como son el galápago europeo (Emys orbicularis) y el galápago leproso (Mauremys leprosa) se realiza en lugares concretos del tramo bajo de la desembocadura, específicamente en las lagunas artificiales, ubicadas aguas abajo de la depuradora de Almassora y en les goles del Mijares, entre esta misma población y Burriana. La campaña también tiene como objetivo prioritario hacer un seguimiento exhaustivo de las tortugas exóticas invasoras y erradicarlas del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares.

La guardería rural del Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares responsable de hacer el seguimiento de campo cuenta con varias trampas para capturar los ejemplares. Se trata de dos tipos de artefactos diferentes. Los primeros llamados nasas se sumergen en el agua e incorporan cebos ideados para que entren los reptiles y se queden atrapados. Estas trampas se revisan varias veces al día para evitar que las tortugas que hayan entrado puedan ahogarse. El segundo artefacto consiste en una trampa flotante ideada para que los reptiles que accedan a su plataforma móvil se queden atrapados en el interior.

En las trampas acuáticas de cebo y la flotante pueden caer tanto las especies autóctonas como las exóticas, concretamente se trata de la tortuga de orejas rojas o de también llamada de Florida (Trachemys scripta) procedente del sureste de Estados Unidos y noreste de México.

Una galápago y decenas de exóticas

La campaña ha comenzado ahora y terminará a finales del próximo mes de septiembre, momento donde se inicia la hibernación de los reptiles. De momento la guardería del Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares ha capturado un ejemplar de galápago autóctono en la zona de las lagunas artificiales. Se trata de una tortuga que ya se capturó el pasado 22 de mayo de 2018. Es un dato importante porque permite comprobar el estado del animal después de 1 año viviendo en las lagunas. La guardería ha podido determinar que el año pasado pesaba unos 170 gramos y ahora, casi un año después, el galápago pesa 250 gramos.

La noticia negativa es que la guardería ha podido determinar mediante la observación ocular que las lagunas artificiales están invadidas por decenas de ejemplares de tortugas exóticas, algunas de grandes proporciones. «Estas tortugas no han llegado aquí, solas. Han sido liberadas porque sus propietarios ya no las querían como mascotas. Es muy importante que la gente sepa que está prohibido liberar animales exóticos como las tortugas de Florida en los ecosistemas fluviales, en los embalses, en las zonas húmedas o en cualquier lugar de nuestra naturaleza. Si alguna persona quiere deshacerse de su tortuga exótica, puede llamar al 112 y un agente medioambiental o un técnico de la Consejería de Medio Ambiente acudirá para llevársela», indicó el guarda rural del Consocio Javier López.

La Guardería del Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares colabora desde hace 8 años con la Consejería de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana en el control y seguimiento de las poblaciones de tortugas endémicas presentes en el paraje protegido así como en el erradicación de los ejemplares exóticos.

ocultar
El Consorcio del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares inicia la campaña de seguimiento y control de tortugas
Subir