elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Consell estudiará los posibles usos del Centro Tecnológico de investigación de frutos secos de Almassora

El Consell estudiará los posibles usos del Centro Tecnológico de investigación de frutos secos de Almassora  - (foto 1)
  • La titular de agricultura ha visitado el centro, que no registra ninguna actividad desde que finalizó su construcción en julio

MÁS FOTOS
El Consell estudiará los posibles usos del Centro Tecnológico de investigación de frutos secos de Almassora  - (foto 2)
El Consell estudiará los posibles usos del Centro Tecnológico de investigación de frutos secos de Almassora  - (foto 3)

La consellera de Agricultura, Elena Cebrián, ha visitado esta tarde el Centro Tecnológico dedicado a la investigación de frutos secos. Al acto han asistido también el Director Territorial de Agriculura, Antoni García, la alcaldesa de Almassora, Susanna Nicolau, y la concejala de Medio Ambiente, María José Tormo. Durante la visita, Cebrián ha anunciado la intención de la Generalitat Valenciana de estudiar qué usos se pueden dar a este centro: “tenemos que ver qué podemos hacer y qué decisiones tomamos”. “Es importante aplicar raciocinio y racionalidad a todas estas situaciones que nos vamos encontrando”, ha asegurado al consellera ante los medios.

Cebrián ha hecho así referencia este centro cuya construcción finalizó en julio de este mismo año y que actualmente está paralizado y sin ninguna actividad. La consellera ha explicado que su departamento desconocía el estado de la construcción, por lo que no había previsto inversiones en personal ni en dotación de material y el centro “no se puede utilizar”. “Esto es una síntesis de la mala gestión del dinero público”, ha concluido Elena Cebrián.

La alcaldesa de Almassora ha asegurado entre todas las administraciones tenemos que “buscarle una utilidad” para la investigación. “Es una lástima que no haya gente trabajando aquí para realizar innovaciones en un sector tan importante para nosotros como es la agricultura”, ha afirmado Nicolau.

La construcción del centro, edificado en el polígono industrial Supoi 8 sobre una superficie de 1.700 metros cuadrados, tenía que haber finalizado en 2013 con un presupuesto de 2,4 millones de euros. De hecho, el Consell fijó en 2008 el inicio de los trabajos, posteriormente relegado a 2010 y, finalmente, a 2012. La finalización se paralizó dos años atrás por falta de consignación presupuestaria.

La Conselleria de Agricultura vinculó en su día la construcción del edificio al objetivo de contribuir al fortalecimiento de la capacidad competitiva de las empresas, cooperativas e instituciones a través de la investigación de dos productos fundamentalmente: la oliva y la almendra. La infraestructura pretendía transferir a agricultores y empresas los resultados de las investigaciones para aventajarles en el mercado respecto a sus competidores, si bien este proyecto no se llevó a cabo.

En su origen el edificio fue diseñado para albergar áreas técnicas dedicadas al tratamiento y procesado del producto (laboratorios), áreas de formación (aulas, salas de catas), área pública de exposición e información (salón de actos, pequeña biblioteca) y una zona destinada a la administración y dirección del centro (despachos, sala de reuniones).

Subir