25 de mayo de 2020 25/5/20

El Consell cede a la Policía de Almassora el Instituto de Calidad de la Edificación abandonado en 2012

El Consell cede a la Policía de Almassora el Instituto de Calidad de la Edificación abandonado en 2012 - (foto 1)
  • Martínez Dalmau visita el Grupo B antes de su derribo este verano

MÁS FOTOS
El Consell cede a la Policía de Almassora el Instituto de Calidad de la Edificación abandonado en 2012 - (foto 2)
El Consell cede a la Policía de Almassora el Instituto de Calidad de la Edificación abandonado en 2012 - (foto 3)
El Consell cede a la Policía de Almassora el Instituto de Calidad de la Edificación abandonado en 2012 - (foto 4)

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha trasladado hoy al Ayuntamiento de Almassora la cesión del antiguo Instituto de Calidad de la Edificación, un laboratorio autonómico construido en 1977 y en desuso desde el verano de 2012 que el consistorio convertirá ahora en sede de la Policía Local.

Martínez Dalmau se ha reunido con la alcaldesa, Merche Galí, y una representación de la corporación municipal para cerrar los términos del acuerdo que permitirán recuperar el bloque de 518 metros cuadrados ubicado sobre una parcela de 3.632 metros cuadrados en la calle Industria. De hecho, ambas partes han incidido en que uno de los objetivos “prioritarios” de ambas administraciones en materia de patrimonio es la optimización de éste para que “todos los inmuebles de titularidad pública tengan un uso y aprovechamiento óptimo”.

De esta forma, el edificio situado en el polígono Mijares acogerá las dependencias de la Policía Local en un espacio estratégico para controlar accesos al municipio, zonas industriales e inmediaciones de la estación de tren. Por su parte, la sede consistorial ganará el espacio necesario en dependencias administrativas. “Es una buena noticia para la plantilla, que trabajará en mejores condiciones, y sobre todo a la población, a la que ofreceremos mejores servicios”.

Grupo B

Por otro lado, al finalizar la sesión de trabajo para cerrar el acuerdo de cesión, el conseller ha guardado un minuto de silencio junto a la corporación por el último asesinato machista registrado en la Comunitat y ha visitado el edificio número 167 de la avenida José Ortiz “por última vez antes de su derribo este verano”. Martínez Dalmau ha recorrido los exteriores del inmueble junto al vecindario del barrio de Fátima para confirmar que diez empresas se han presentado al concurso público de demolición y, por plazos, la demolición será efectiva en los próximos meses.

“El procedimiento administrativo está prácticamente cerrado para dar respuesta a una reivindicación muy antigua que ahora se hará realidad”, según el vicepresidente segundo. Tal como ha constatado en su visita a Almassora, “ahora buscaremos fórmulas para que ese solar revierta en mejoras para el vecindario como podría ser un centro de día”.

Hasta el inmueble también se ha desplazado la secretaria autonómica de Arquitectura Bioclimática y Sostenibilidad Energética, Laura Soto, y el director de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (Evha), Alberto Aznar, que han abordado la retirada y tratamiento de los residuos tras el derribo y las diferentes fórmulas para hacerlo efectivo en condiciones de seguridad.  

Subir