4 de diciembre de 2020 4/12/20

El Consell aprueba la construcción de un nuevo ayuntamiento y la urbanización del entorno del colegio número 5

El Consell aprueba la construcción de un nuevo ayuntamiento y la urbanización del entorno del colegio número 5 - (foto 1)
  • Los dos proyectos se ejecutarán con cargo al Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva enmarcado en el Plan Confianza

La Generalitat Valenciana ha dado el visto bueno a la ejecución de los dos proyectos presentados por el Ayuntamiento de Almassora con cargo al Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva promovido por el Consell. El equipo de gobierno del Partido Popular consigue así el visto bueno a la ejecución de dos proyectos emblemáticos: la construcción de una nueva casa consistorial y la reordenación del entorno del colegio número 5. “Obras importantes y necesarias que sin duda ayudarán a mejorar y modernizar el espacio urbano de nuestra localidad”, tal y como ha reconocido el primer edil.

La ejecución de ambos proyectos contará con un presupuesto máximo de 4.845.080 euros. Un importe que será distribuido entre los 4.244.964,31 euros dedicados a la construcción de un nuevo ayuntamiento, y los 600.115,69 euros que serán invertidos en la urbanización del entorno del centro de Infantil y Primaria que se asienta en el campo de fútbol La Garrofera. Ambas actuaciones tienen como responsable a la Conselleria de Infraestructuras y Transporte, dependiente de la Generalitat Valenciana.

Casanova ha aplaudido la resolución del Consell que concede luz verde a la materialización de dos proyectos “que si bien están claramente diferenciados y definidos, tienen un punto en común: mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Por un lado dotándoles de espacios más amplios cómodos y atractivos para el paseo y mejorando la seguridad en el acceso a un centro educativo, como es el caso de la urbanización del perímetro del colegio número 5 y, por otro lado, la mejora de las prestaciones de los servicios municipales que actualmente se encuentran encorsetadas en un edificio que se ha quedado pequeño para atender a una ciudadanía que camina hacia los 25.000 habitantes”.

En la actualidad, y tras el visto bueno del Consell a ambas obras, el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Almassora se vuelca en la redacción de los proyectos de ejecución de ambos planes “con la intención de licitar ambas actuaciones en el plazo de tiempo más breve posible”. De hecho, el Plan Confianza de la Generalitat Valenciana marca que las actuaciones desarrolladas con cargo a esta línea de ayudas deberán estar ejecutadas durante el primer trimestre de 2011.

Soluciones
Ambos proyectos aportarán soluciones a las carencias que, en ámbitos distintos, registran los entornos sobre los que se pretenden ejecutar. Por un lado, “dotaremos al municipio de un moderno edificio que dé respuesta a las necesidades de espacio que desde hace más de una década registra la casa consistorial. Se trata de un proyecto de futuro, una obra que permitirá dotar a nuestros vecinos de una moderna instalación cuyas carencias son reconocidas por todos los usuarios”.

El Ayuntamiento de Almassora fue diseñado a finales de la década de los 60 e inaugurado en 1969. Tras su inauguración, el municipio afrontaría una exhaustiva reforma y ampliación entre los años 1985 y 1986. Acciones que, transcurridos cuarenta años, “quedan en exceso limitadas para las demandas que genera una población que ronda ya los 25.000 habitantes”, ha declarado el alcalde. De hecho, Almassora, entre 2005 y 2007 registró 3.500 nuevas altas en el censo, hasta alcanzar los 23.891 residentes contabilizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos nuevos ciudadanos han provocado un lógico incremento de las gestiones administrativas, de modo que servicios como el negociado de Servicios Sociales se han instalado fuera del centro administrativo.

El proyecto básico constructivo en el que trabaja el departamento de Urbanismo contempla la demolición completa de la actual instalación, la ejecución de un inmueble con sótano, planta baja y tres alturas, así como una cuarta planta diáfana, habilitada para posibles ampliaciones de la instalación.

Por otro lado, la aprobación de la urbanización del entorno del colegio número 5 permitirá acondicionar el perímetro del centro educativo al objeto de reordenar la manzana y dotar al complejo docente de una estructura viaria adecuada y acondicionada para el paso de escolares y de peatones, vecinos y residentes en general.

Se trata de un proyecto que consideramos se ha de ejecutar con carácter prioritario. La construcción de este centro educativo ha sido y es una obra que consideramos fundamental y, una clara muestra de este compromiso es la ejecución de esta actuación”, ha señalado el primer edil.

Subir