elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

La ciudad reduce en 153 toneladas la basura generada en 2012 pese a crecer la población en 192 habitantes

La ciudad reduce en 153 toneladas la basura generada en 2012 pese a crecer la población en 192 habitantes - (foto 1)
  • La población generó 10.158.900 kilos de residuos sólidos urbanos frente a los 10.312.040 kilos contabilizados en 2011

Almassora generó en 2012 un cantidad inferior de residuos sólidos urbanos a los que se registraron en 2011 pese a que el censo sufrió un incremento durante el pasado ejercicio cercano a los 200 habitantes. Las cifras las ha facilitado el regidor de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Luis Martínez, quien ha desgranado los datos de un balance anual en el que se constata la reducción del volumen de basuras orgánicas en 153.140 toneladas.

“En 2012 fueron 10.158.900 los kilos de basuras que se depositaron en los contenedores frente a los 10.312.040 kilos registrados en el mismo periodo del año anterior”. Se trata de una diferencia notable, tal y como ha considerado el regidor de Medio Ambiente, “sobre todo teniendo en cuenta que la caída del volumen de residuos se produce en un año en el que fueron 192 habitantes más los que se incorporaron al censo municipal hasta alcanzar los 26.137 habitantes”.

En opinión de Martínez, “por un lado, somos conscientes de que cada vez más los ciudadanos están más comprometidos con la separación en origen”. Es decir, en el mismo domicilio los ciudadanos ya separan sus residuos de modo que envases ligeros y vidrio, además de otros enseres, son depositados en los contenedores habilitados para el reciclaje de estos materiales.

Por otro lado, ha considerado el regidor, “también hemos de tener en cuenta que la basura constituye un indicador de la crisis económica”. En un momento como el actual, en una coyuntura económica complicada, “también se adquieren menos productos y, por tanto, el volumen de rechazos generado se recorta”.

Por lo que respecta a la media por habitante, el volumen de residuos registrado situó en 388 los kilos de basura generados en 2012 por cada ciudadano censado. Un volumen inferior al registrado el ejercicio inmediatamente anterior, en el que fueron 397 los kilos por residente que se contabilizaron.

Por meses, tal y como ha desgranado el titular de la cartera municipal, fue el mes de febrero el que menor volumen de rechazos contabilizó 709.480 kilos. Por el contrario, fue el mes de julio el que elevó los kilos de basura recogidos hasta los 968.080 kilos, tal y como se desprende del balance de basuras del pasado ejercicio.

Menos basura, ahorro de costes

Tal y como ha señalado Martínez, la caída en el volumen de basuras genera de forma automática una rebaja en los gastos derivados del tratamiento y gestión de los residuos, “ya que el gasto municipal se abona por cada kilo de basura tratado”. Además, “si parte de estas basuras que no han acabado en el contenedor de RSU se han depositado en los depósitos de reciclaje, el beneficio es doble, ya que logramos nuevos usos para los rechazos al tiempo que el consistorio no solo no ha de pagar por ellos, sino que además generan ingresos”, ha considerado el titular de Medio Ambiente.

Subir