11 de abril de 2021 11/4/21

Casanova lamenta el fallecimiento de una mujer en el edificio 167 de la avenida José Ortiz y urge soluciones para el inmueble

Casanova lamenta el fallecimiento de una mujer en el edificio 167 de la avenida José Ortiz y urge soluciones para el inmueble - (foto 1)
  • La Policía Local colabora en las labores de extinción de un incendio registrado en una vivienda del 4º piso del bloque E del grupo de viviendas sociales de EIGE

El alcalde de Almassora, Vicente Casanova, ha lamentado esta mañana en su comparecencia semanal ante los medios de comunicación el fallecimiento de una mujer en una vivienda del edificio de viviendas sociales de EIGE (Entidad de Infraestructuras de la Generalitat) ubicado en el número 167 de la avenida José Ortiz. Los hechos, de los que ha tenido constancia la Policía Local a las 8.03 de la mañana a través de carta del 112, se han registrado en la cuarta planta del bloque E del inmueble. Desplazada Policía Local, los agentes han colaborado junto a Guardia Civil y vecinos de la finca en la extinción de un incendio registrado en una habitación del citado edificio.

“Tenemos constancia de que una mujer ha fallecido, si bien serán las investigaciones de la Guardia Civil las que determinarán las causas”. “En todo caso, sí es cierto que el suceso se ha registrado en una vivienda había sido tapiada y cuyo acceso se encontraba parcialmente derribado”, ha concretado el primer edil.

Precisamente, el edificio de viviendas sociales del número 167 de la avenida José Ortiz, conocido como Grupo José Ortiz, fue objeto de análisis el pasado 18 de octubre por parte del primer edil en su comparecencias semanal ante los medios de comunicación. “Este es un tema en el que venimos trabajando desde hace mucho tiempo”. De titularidad autonómica, “EIGE trabaja en el desalojo y realojo de las familias que se encuentran en situación regular en el edificio. De ahí que una vez queda desalojada una vivienda, se tapia, puesto que el objetivo es el derribo”.

De hecho, “esta misma mañana he contactado con la directora general de la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat, Inmaculada García, para comentar el suceso y me han confirmado que el pasado 21 de octubre se hizo la última inspección y la vivienda permanecía tapiada, por lo que debemos deducir que el derribo del tabique se ha producido a partir de esa fecha”.

Declarado ARU en 2010

Casanova ha recordado en su comparecencia que el Ayuntamiento de Almassora reivindica desde hace años soluciones a un inmueble que “está caracterizado por la marginación y los problemas relacionados con el menudeo”. “El hecho de hoy, triste y dramático, constata esta urgencia en sanear la zona que hemos puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones, y que me consta que desde el antiguo IVVSA (Instituto Valenciano de la Vivienda S.A.), hoy EIGE, se está trabajando”.

De hecho, cabe señalar que a lo largo del último mes, el primer edil ha mantenido hasta tres reuniones con diferentes responsables de la Generalitat Valenciana, como el director general de Obras Públicas, Proyectos Urbanos y Vivienda, Vicente Dómine, así como representantes del Ministerio de Fomento, “al objeto de caminar hacia la búsqueda de soluciones para un proyecto que no podemos abandonar”.

La primera sesión de trabajo tuvo lugar el pasado 25 de septiembre en Valencia. Posteriormente, el lunes 14 de octubre la mesa se trasladó a Almassora, con la presencia de técnicos de Servicios Sociales del municipio, y el martes, 15 de octubre, el primer edil se trasladó nuevamente a Valencia para mantener una entrevista con portavoces de la Generalitat Valenciana y del Ministerio de Fomento.

Reuniones dirigidas a gestionar soluciones al Grupo José Ortiz que el 15 de diciembre de 2010 fue declarado ARU (Área de Renovación Urbana) por parte de la Comisión Bilateral del Ministerio de Fomento y la entonces Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda de la Generalitat Valenciana. Este convenio contemplaba el derribo del edificio de viviendas sociales tras el realojo de las familias en situación regular, así como la posterior reurbanización y construcción de una nueva promoción de viviendas, en este caso de protección oficial.

Sin embargo, tal y como reconocía Casanova, “en un momento como el actual no tendría sentido ejecutar nuevas viviendas, por lo que el objetivo es erradicar un foco de marginalidad y un problema para los vecinos y para el conjunto de nuestra población”. “Así lo hemos transmitido tanto a EIGE como a Fomento, y esperamos que la solución que durante tantos años venimos reclamando llegue pronto”, ha considerado Casanova.

Subir