24 de febrero de 2020 24/2/20

Casanova aprueba el lunes la adhesión de Almassora al Fondo Social de Viviendas

Casanova aprueba el lunes la adhesión de Almassora al Fondo Social de Viviendas - (foto 1)
  • El equipo de Gobierno ha estado en contacto con la FEMP para conocer el avance de un documento al que se sumará la Junta de Gobierno para entrar en vigor en marzo

El alcalde del Ayuntamiento de Almassora, Vicente Casanova, aprobará el lunes la adhesión del municipio al convenio para la creación del Fondo Social de Viviendas diseñado por la Federación Española de Municipios y Provincias en coordinación con los ministerios de Fomento, Economía y Competitividad, Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El documento, remitido por la FEMP al consistorio, se introducirá mañana jueves en el orden del día de la Junta de Gobierno para que el lunes 25 el órgano colegiado tramite su adhesión.

“Hemos estado en contacto con la FEMP para conocer el avance de este documento que finalmente se ha materializado y concretado para su aprobación”. El informe, tal y como ha indicado el primer edil de Almassora, aportará nuevos instrumentos que, sin alterar el régimen jurídico vigente, deben venir a mejorar la situación de aquellas familias que se encuentren en una situación de mayor dificultad social, fundamentalmente en lo que al acceso a la vivienda se refiere.

En efecto, el convenio establece la creación, por parte de las entidades de crédito que también se han sumado al documento, de fondos sociales de viviendas en el marco de la encomienda realizada al Gobierno en la disposición adicional única del Real Decreto-Ley 27/2012, de 15 de noviembre, de medidas urgentes para reforzar la protección de los deudores hipotecarios.

Tal y como se desgrana en el convenio, estos fondos, que no requerirán personalidad jurídica, tendrán por finalidad la puesta a disposición de viviendas de propiedad de la entidad de crédito para su arrendamiento. Las viviendas serán ofrecidas a personas que cumplan con unas determinadas condiciones y que, habiendo sido desalojadas de su vivienda habitual por impago de un préstamo hipotecario, se encuentren en situaciones de especial vulnerabilidad social.

La renta del arrendamiento estará comprendida entre un mínimo de 150 y un máximo de 400 euros al mes, con un límite máximo del 30% de los ingresos netos totales de la unidad familiar. Asimismo, se señala que la duración del contrato será de dos años. No obstante, se podrá prorrogar un año más salvo que la entidad arrendadora, tras una revaluación del cumplimiento de los requisitos, concluya que estos ya no se cumplen.

Para la asignación de viviendas, las solicitudes se deberán dirigir a la entidad de crédito titular del préstamo hipotecario cuyo impago haya originado el desalojo de la vivienda habitual del solicitante. Estas evaluarán el cumplimiento de los requisitos y se priorizarán aquéllas que presenten una mayor necesidad o riesgo social. Para realizar esta valoración, las entidades de crédito podrán solicitar informe al departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almassora que valorará en un plazo de 15 días las circunstancias sociales de las familias solicitantes y su elegibilidad a los efectos de lo previsto en el convenio. Cabe señalar que las viviendas se asignarán a las solicitudes recibidas y admitidas antes de la finalización de cada trimestre, comenzando el 31 de marzo de 2013, en función de la valoración realizada por las entidades.

Acuerdo municipal

Cabe señalar que el Ayuntamiento de Almassora aprobó el 31 de julio de 2012 por unanimidad crear una bolsa de viviendas sociales. “Estudiamos la propuesta que, finalmente, hemos plasmado en este convenio al que nos adheriremos el próximo lunes en Junta de Gobierno”. Tal y como ha señalado el alcalde, el documento de rango estatal “tiene una mayor cobertura que la posible creación, a nivel local, de este instrumento, por lo que hemos considerado oportuno adherirnos a la medida y sumarnos a esta prestación como ayuntamiento”.

Subir