elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Ayuntamiento cierra 2011 con reconocimiento extrajudicial de créditos cero

El Ayuntamiento cierra 2011 con reconocimiento extrajudicial de créditos cero - (foto 1)
  • Intervención subraya la “trascendencia” de un “importante esfuerzo” que evita lastrar el presupuesto de 2012 con facturas pendientes de consignación en 2011

El Ayuntamiento de Almassora ha liquidado el presupuesto de 2011 sin que las cuentas hayan arrojado factura alguna aplicada durante el ejercicio y carente de consignación presupuestaria. Así se desprende del informe de Intervención que examina la gestión contable y presupuestaria del pasado año, y que en el apartado de magnitudes previstas en el artículo 93.2 del Real Decreto 500/1990, analiza las obligaciones presupuestarias pendientes de pago.

“El importe de las facturas correspondientes al ejercicio 2011 no aplicadas a dicho ejercicio asciende a 0,00 euros (...)”, advierte el informe de liquidación del área de Intervención. Un resultado que constata la exigente gestión, control y cálculo que se ha ejercido en estos últimos años y que ha supuesto que el Ayuntamiento de Almassora apruebe el presupuesto de 2012 sin que este deba asumir un lastre de 2011.

“Se trata de un objetivo por el que hemos estado trabajando desde hace años y que, finalmente, gracias a un exigente y riguroso control de todas y cada una de las facturas, se ha alcanzado durante el ejercicio 2011”, ha señalado el titular de la cartera de Hacienda, Enrique Brisach. En este sentido, ha considerado el responsable municipal, “en un momento tan crítico como el actual, en el que la economía municipal no es ajena a la dura crisis que afecta a todos los niveles de nuestro entorno, este objetivo que hemos alcanzado en 2011 nos va a permitir gestionar el presupuesto 2012 sin ninguna carga económica derivada del pasado año”.

En la práctica, el Ayuntamiento de Almassora administró todas y cada una de las facturas que se registraron durante el año 2011 con un crédito que garantizará el cobro por parte del proveedor. “Todas las deudas presentadas estuvieron obligatoriamente ligadas a una partida económica que permitiera su financiación, de modo que el reconocimiento extrajudicial de créditos ha sido cero este año”, ha declarado Brisach. De hecho, el informe registra 0,00 euros de facturas correspondientes al ejercicio 2011 y un saldo de 22.656,33 euros, correspondientes todos a facturas de ejercicios anteriores al pasado año.

“Cabe resaltar el importante esfuerzo que se ha realizado en los últimos ejercicios para ir corrigiendo una situación que, además de ilegal, lastraba la economía municipal, cual era la realización de gastos sin consignación presupuestaria. No es baladí el resultado obtenido, y por ello debe dejarse aquí constancia del mismo. Y en esta línea debe seguir el Ayuntamiento, respetando la disciplina presupuestaria, por respecto a la legalidad, para la buena marcha económica de la entidad, para que las cuentas reflejen la imagen fiel del patrimonio y de los resultados de la misma, y porque así está establecido en el Plan Económico-Financiero aprobado por el Ayuntamiento de Almassora para la reducción del déficit municipal”, señala el informe de Intervención.

Proveedores
En este escenario, el concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Almassora ha vuelto a hacer hincapié en la prioridad que para el consistorio constituyen los proveedores. “La administración local tiene la obligación de abonar los servicios que se le prestan. Por tanto, nuestra gestión económica va encaminada a mejorar la gestión en el pago, de modo que las empresas y particulares que desarrollan un servicio para el ayuntamiento cobren a la mayor brevedad posible”.

Una máxima que el consistorio trabaja por conseguir pese a que las arcas municipales se hayan visto resentidas en los últimos años por la merma de ingresos derivada del impago de impuestos, así como por la deuda de la Generalitat Valenciana. Ambas circunstancias quedan reflejadas en las cuentas del ejercicio 2011, que advierten de las tensiones registradas en la tesorería municipal como consecuencia del volumen de tributos no cobrados y subvenciones públicas no saldadas por otras Administraciones públicas con el ayuntamiento.

Subir