elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Almassora traslada a Costas las quejas vecinales respecto al proyecto de regeneración

Almassora traslada a Costas las quejas vecinales respecto al proyecto de regeneración - (foto 1)

    Tras la reunión informativa que el equipo de gobierno mantuvo con las asociaciones vecinales del distrito marítimo para abordar el retraso y paralización de las obras de regeneración, la alcaldesa, Susanna Nicolau, y la concejala de Urbanismo, Carmina Martinavarro, han traslado a los responsables del Servicio Provincial de Costas la quejas de los residentes en el distrito marítimo respecto al proyecto.

    Durante el encuentro, al que asistió el jefe de servicio de Castellón, Fernando Pérez Burgos, el equipo de gobierno puso sobre la mesa la necesidad inminente de encontrar una salida a la paralización de las obras. "Faltan tres semanas para que finalice el plazo dado por Costas, ya que el 3 de marzo se extingue el contrato entre el organismo y la empresa concesionaria", ha recordado la alcaldesa. Martinavarro, por su parte, desea que "la solución adoptada permita retomar las obras de inmediato y evite acumular más retrasos".

    En la línea de las peticiones vecinales, una de las preocupaciones que mantuvieron los propietarios del distrito marítimo es que los efectos de los temporales demuestran que las obras son insuficientes. Según explicaron, tanto el paseo Marítimo como las viviendas próximas a la primera línea de costa sufren las consecuencias del oleaje con la misma intensidad que antes de iniciarse las obras de regeneración. Las asociaciones también reivindicaron la utilidad de las escolleras que han sido eliminadas y añadieron que la construcción de un nuevo espigón han trasladado el problema al sur.

    Asimismo, Nicolau y Martinavarro transmitieron al personal del servicio provincial la propuesta lanzada por los representantes vecinales de que el proyecto tenga una garantía de efectividad tras la ejecución total de las obras, de modo que, si fuese necesaria alguna intervención posterior, entrase en ese periodo y no fuese necesario iniciar de nuevo el proceso.

    Las representantes municipales hicieron llegar al organismo las solicitudes presentadas reiteradamente por los vecinos respecto a la reparación del tramo de muro del paseo Marítimo que tuvo que ser derribado durante un fuerte temporal en 2006 y la demanda para la construcción de una nueva escollera a la altura de la calle Mestral, con la que los residentes consideran que se frenaría la erosión en un tramo del litoral. "Tal como afirmaron los vecinos, ellos no son expertos, pero conocen el comportamiento del mar y sufren los efectos de los temporales en primera persona, por lo que sus peticiones merecen ser escuchadas", ha asegurado Nicolau.

     

    Subir