2 de diciembre de 2020 2/12/20

Almassora será el primer municipio de la Comunidad Valenciana en implantar una contabilidad de costes

Almassora será el primer municipio de la Comunidad Valenciana en implantar una contabilidad de costes - (foto 1)
  • La localidad será una de las pocas poblaciones de España en asumir este sistema que fiscaliza el servicio público con criterios empresariales como la eficacia, eficiencia y economía

MÁS FOTOS
Almassora será el primer municipio de la Comunidad Valenciana en implantar una contabilidad de costes - (foto 2)

El Ayuntamiento de Almassora será el primer municipio de la Comunidad Valenciana en implantar una contabilidad de costes y uno de los primeros en implantar esta aplicación en el ámbito del Estado español. El sistema operativo, que se empleará ya en la liquidación del ejercicio 2008 cuyo cierre es inminente, permitirá trabajar con un sistema de cálculo de costes de los servicios “que persigue la eficacia, la eficiencia y la economía del gestor municipal como si se tratara de una empresa privada”.

Juan Cantavella, concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Almassora, ha incidido en la relevancia de una aplicación “que tiene por objeto aplicar una estructura funcional práctica que permita un cálculo de resultados analíticos”, tal y como señala la Ley de Haciendas Locales en su artículo 205 c. “La economía local deberá gestionarse de acuerdo a los principios de eficacia, eficiencia y economía en los servicios”, de modo que se pongan de manifiesto “el coste y rendimiento de los servicios públicos”. Una meta que “en Almassora conseguiremos con la implantación de esta herramienta que permite hacer análisis de coste detallados y concretos”, ha señalado Cantavella.

El sistema someterá la contabilidad municipal a un exhaustivo análisis y disección que permita determinar el coste de los servicios que presta el consistorio, los que se dirigen a la ciudadanía y el resto de acciones que, de un modo indirecto, repercuten sobre éstos. Es decir, el servicio directo, indirecto y la estructura que lo soporta. “Con un análisis tan detallado conseguiremos saber las fortalezas y debilidades de nuestros servicios para corregir aquellas situaciones que consideremos conveniente”.

Un estudio microscópico del proyecto presupuestario que cada año presenta la corporación y que analiza los costes, sus diferentes servicios, directos e indirectos, así como el equipo que se emplea en la gestión del producto. “En definitiva, un análisis que nos permita definir la idoneidad de ese proyecto que se ha puesto en marcha e, incluso, llegar a comparar los costes con los ingresos, de modo que nos dé un análisis más certero y concreto sobre la eficacia y eficiencia del mismo”.

Para alcanzar este nivel de detalle, “es necesaria la implantación de indicadores de gestión que nos permitan desgranar las características de cada uno de los campos con carácter exhaustivo”. Criterios que deben ir necesariamente ligados a la contabilidad de costes porque, “de otro modo, el análisis de la gestión quedaría amputado”. Una herramienta que el consistorio considera básica y que comenzó a gestarse a finales del pasado año con la definición de los centros de coste.

Este primer trabajo ha ido creciendo a lo largo del presente ejercicio con una estructura que consolide la base del proceso informático que deberá soportar esta contabilidad de costes. Así las cosas, una vez consolidados los pilares, “el objetivo es avanzar en la puesta en marcha de la aplicación, que si bien ya obtendrá un primer resultado este ejercicio, se aplicará en su totalidad el próximo año”.

Municipio modelo
Cabe señalar que Almassora expuso el pasado mes de octubre en un congreso celebrado en Peñíscola el modelo de contabilidad que la localidad aplica desde finales del pasado año y que estará en plena vigencia el próximo 2010. “La ponencia despertó gran interés entre los asistentes, ya que si bien los indicadores de gestión se están implantando en algunos municipios, lo cierto es que la contabilidad de costes es una herramienta que pese a estar necesariamente ligada, no se aplica”, ha señalado el regidor.

Una circunstancia que, en opinión del concejal, ha provocado ya la consulta de muchos consistorios sobre los pasos a seguir para aplicar este sistema y el interés de otros tantos por conocer con detalle cómo opera la herramienta a fin de estudiar su implementación en sus respectivos ayuntamientos.

Subir