1 de diciembre de 2020 1/12/20

Almassora registra un superávit de 2,5 millones de euros en el primer semestre del año

  • El estricto control del gasto neutraliza en 6 meses el elevado índice de morosidad registrado el 31 de diciembre de 2009

El Ayuntamiento de Almassora ha cerrado el primer semestre del año con un superávit en sus cuentas cercano a los 2,5 millones de euros. Un resultado positivo puesto de manifiesto en el “Informe de Intervención en relación al estado de ejecución  del presupuesto de 2010 a 30 de junio” y que es el resultado directo de un estricto control del gasto municipal aplicado por el equipo de gobierno del Partido Popular. De hecho, tal y como advierte el documento, “se ha logrado neutralizar, en sólo seis meses el resultado negativo de tesorería registrado el 31 de diciembre de 2009 como consecuencia de la elevada morosidad en el pago de tributos y subvenciones”.

Vicente Casanova, alcalde de Almassora, ha hecho hincapié en la relevancia de este informe, del que dará cuenta el pleno el próximo 5 de agosto, y que elaborado por la intervención municipal pone de relieve que los gastos en bienes y servicios corrientes, así como los gastos financieros “presentan un grado de ejecución inferior al previsto” hasta alcanzar un resultado positivo de 2.459.627,90 euros.

Una exigente política económica que ha posibilitado que “en sólo seis meses haya sido neutralizado con creces el remanente negativo de tesorería del pasado diciembre que, tal y como ahora viene a ratificar este informe, fue debido a un efecto de desplazamiento de los cobros del año 2009 al actual ejercicio 2010”. Una circunstancia que demuestra, tal y como ha considerado el primer edil, que el resultado negativo de tesorería “fue debido a un efecto de desplazamiento en los cobros del año 2009 al actual ejercicio”.

El informe de intervención constata pues “el adecuado equilibrio en las cuentas municipales, que ya advertimos cuando presentamos la liquidación del ejercicio y pone en evidencia que el resultado negativo de tesorería registrado el pasado 31 de diciembre era causado por la elevada morosidad y el retraso en los pagos del Estado y de la Generalitat Valenciana”. Unos adeudos correspondientes a subvenciones concedidas por los estamentos públicos y que “ya se han cobrado este ejercicio, de modo que se obtenía una cifra negativa pero falseada por el abono aplazado de los pagos”.

De hecho, tal y como ha advertido el alcalde de Almassora, “el ayuntamiento de Almassora había adelantado el pago de casi el 100% del Plan E, de competencia estatal, si bien su 30%, es decir, más de 1,3 millones de euros, no ha sido abonado por el Gobierno central hasta el pasado mes de abril”. Una circunstancia que se reproduce en el caso de la Generalitat Valenciana, que también adeudaba subvenciones que fueron adelantadas por las arcas municipales para hacer frente a los pagos y que se han ingresado ya entrado el ejercicio en curso.

Asimismo, el documento elaborado por la intervención municipal arroja asimismo unas cifras destacadas en el apartado de la cuenta económica, en la que informa que el consistorio cifra en más de 8,8 millones de euros su resultado económico del primer semestre de 2010. De hecho, en este ámbito el informe arrojan un superávit de 8.854.831,87 euros, un importe “que demuestra que seguimos manteniendo el adecuado equilibrio contable de las cuentas como en pasadas anualidades”, ha indicado el primer edil.

¿Quién ha de dimitir?
“Ahora nos preguntamos quién ha de dimitir”, ha señalado el alcalde de Almassora. Una cuestión planteada después de que el portavoz del PSPV solicitara este mismo mes de julio la dimisión del regidor de Hacienda, Juan Cantavella, “según denunciaron por querer engañar con la liquidación del presupuesto 2009”. A tenor de los resultados arrojados por el documento que examina los primeros seis meses de este ejercicio, “nos preguntamos quién es el que ahora, por sonrojo y vergüenza torera debiera dimitir”.

El alcalde de Almassora ha lamentado que pese a las explicaciones otorgadas por el titular de la cartera de Hacienda en el último pleno municipal, “documentadísimas y desarrolladas”, la reacción del PSPV “demuestra a todas luces que el portavoz del grupo ni sabe de economía ni quiso escuchar el análisis económico expuesto por el titular de Hacienda”.

Una circunstancia que no hace sino poner en evidencia “la demagogia de Santiago Agustí, que ni entendió el informe ni las explicaciones que repetidamente se le ofrecieron en el pleno”. Una exposición que “lamentablemente seguirá sin entender con este informe actualizado y esclarecedor que viene a corroborar las claras explicaciones que, por mero interés político, el PSPV desoye con el objetivo de intoxicar a la opinión  pública”.

Subir