19 de septiembre de 2019 19/9/19

Almassora registra centenares de usuarios en las áreas caninas al mes de habilitar el servicio

Almassora registra centenares de usuarios en las áreas caninas al mes de habilitar el servicio - (foto 1)
  • El espacio reservado en Pío XII y el parque Manolo Pesudo acogen diariamente a decenas de vecinos con sus mascotas

Diego Castell, regidor de Salud Pública en funciones en el Ayuntamiento de Almassora, ha hecho balance de la acogida de las dos áreas caninas que el consistorio ha habilitado en dos sectores de la población con el objetivo de atajar la proliferación de excrementos en las vías y parques públicos. “El servicio ha sido muy bien recibido. Diariamente y a todas horas, son muchos los vecinos que acuden a estas zonas acotadas para soltar a sus mascotas de una forma segura y controlada”.

Castell ha incidido en la voluntad que ha guiado la ejecución de estas áreas caninas. Un proyecto que desde que la prestación estuvo operativa, a finales del pasado mes de abril, “ha permitido que muchos vecinos utilicen estas áreas acotadas de modo que contribuyamos, todos, a mantener la vía, parques y plazas en condiciones óptimas, evitando la proliferación de excrementos”.

El objetivo que se marcó el departamento que dirige Diego Castell en funciones, era cumplir con una exigencia legal, la recogida en la Ley 4/1994 de 8 de julio de la Generalitat Valenciana sobre Protección de los animales de compañía. En este marco legal, el artículo 12 establece que “los ayuntamientos habilitarán en los jardines y parques públicos los espacios adecuados, debidamente señalizados, para el paseo y esparcimiento de los perros”.

Así las cosas, “con el cumplimiento de esta ley damos un servicio que podemos confirmar que está siendo útil, práctico y eficaz. No solo para los propietarios de mascotas, sino también para el conjunto de los ciudadanos, usuarios que son de vías, plazas, parques, zonas verdes... Todos ellos se aprovechan de una prestación que facilita un espacio acotado y seguro para que los perros puedan estar controlados y sus excrementos sean recogidos”, ha considerado Castell.

Un objetivo en el que se ha visto implicado de forma directa el departamento de Salud Pública, pero en el que también ha trabajado Urbanismo, Servicios Públicos y el área de Policía Local. “Hemos trazado un plan conjunto para que el servicio se active con normalidad, como así ha sido, y con efectividad, como creemos que se está produciendo”.

Limpieza continuada
Las dos zonas que Salud Pública ha escogido para instalar las áreas caninas se ubican en Pío XII y el parque Manolo Pesudo. Desde el área que dirige en funciones José Martínez, la de Servicios Públicos, se ha establecido un plan para proceder a la limpieza y acondicionamiento del entorno de forma periódica, con la intención de que los excrementos depositados en el área acotada en cada uno de los espacios, se retire y no genere molestias a los ciudadanos.

Un plan que está funcionando de forma efectiva y que también persigue la implicación de los usuarios, propietarios de mascotas. “Entre todos se ha de caminar hacia un uso cívico y adecuado de las instalaciones, de modo que se mantenga el decoro y acondicionamiento de estas zonas de recreo. En definitiva, con este compromiso ganamos todos”, ha señalado el titular en funciones de la cartera de Servicios Públicos.

Por su parte, la Policía Local también contribuye con la vigilancia y control de sus patrullas a que el uso de estos espacios sea el adecuado. Cabe señalar que el Ayuntamiento de Almassora aprobó el 12 de diciembre de 2004 una Ordenanza Municipal Reguladora de Tenencia de Animales que amplía el contenido de la Ley 4/1994 de la Generalitat Valenciana. La normativa establece un régimen sancionador con el objetivo de evitar que los animales domésticos ensucien espacios públicos, tal y como se detalla en el artículo 57.6 de la citada normativa.

ocultar
Almassora registra centenares de usuarios en las áreas caninas al mes de habilitar el servicio
Subir