29 de marzo de 2020 29/3/20

Almassora prevé delegar a partir de julio la gestión de las infracciones de tráfico y circulación a la Diputación

  • El pleno aprueba someter a información pública la modificación del PGOU para obtener el suelo del colegio número 5

Almassora prevé trasladar a partir del próximo mes de julio la gestión de las infracciones de tráfico y circulación a la Diputación de Castellón después de que el pleno ordinario celebrado esta tarde aprobara adherirse al servicio integral que oferta la institución provincial. Tras el visto bueno de la corporación, su entrada en vigor se producirá una vez que la Diputación acepte la delegación y ésta se publique en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Un procedimiento que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Almassora confía en que pueda tramitarse en “un plazo aproximado de un mes, de forma que en julio esté operativo”, tal y como ha detallado el concejal de Seguridad, Luis Martínez.

La medida comportará el traslado a la institución provincial de las competencias municipales relativas a la gestión integral de los expedientes por infracciones en materia de tráfico y seguridad vial, y a la recaudación de las sanciones pecuniarias que se impongan. Una vez los agentes de la Policía Local graben los boletines de denuncias en el aplicativo informático de la Diputación, será ésta la responsable de la elaboración de todos los documentos necesarios para la tramitación del expediente sancionador y la recaudación de las sanciones. Asimismo, se le encomienda la identificación, en su caso, de los titulares de los vehículos denunciados y cualquier otra actividad de naturaleza similar y necesaria para la materialización de las anteriores.

Se trata de un acuerdo importante que nos permitirá seguir cobrando las sanciones al tiempo que liberar el importante volumen de trabajo que se registra en este departamento municipal”, ha indicado el titular de la cartera de Seguridad.

El expediente establece procedimientos y plazos a fin de garantizar la eficaz coordinación actuaciones entre el ayuntamiento y la Diputación Provincial de Castellón, así como los puntos de atención al público -cualquier oficina del servicio de gestión tributaria, inspección y recaudación, así como las dependencias municipales-. Por último, cabe indicar que el contrato que se establece tiene una validez de cinco años, un periodo que se considera prorrogable.

El colegio número 5, en marcha
La sesión plenaria celebrada esta tarde en el consistorio también ha aprobado la proposición de la alcaldía-presidencia para someter a información pública la modificación número 11 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Almassora. La propuesta permitirá avanzar en la delimitación del terreno previsto para el futuro colegio número 5, en el actual campo de fútbol de La Garrofera. Una operación que comportará la apertura de viales y la recalificación del suelo, que pasará de dotacional zona verde a dotacional educativo.

El concejal de Urbanismo, Enrique Brisach, ha destacado la importancia de un acuerdo que permitirá avanzar en la construcción del futuro complejo educativo “ya que la Conselleria de Educación también trabaja paralelamente en la agilización de los trámites que posibiliten la materialización de la infraestructura”. Asimismo, ha incidido en el cumplimiento de los estándares exigidos por ley en cuanto a la reserva de zonas verdes. “Almassora supera las reservas de suelo para zonas verdes exigidas por la Generalitat Valenciana, por lo que la recalificación de este suelo está avalada por los propios informes jurídicos”, ha apostillado el concejal.

La modificación comportará la delimitación de una pastilla que contará con seis grupos de Infantil y doce de Primaria, comedor y vivienda para el conserje que se edificarán sobre una superficie de 7.260,84 metros cuadrados. Para obtener la manzana de terreno, el consistorio dará continuidad a la calle Francisco Pizarro para conectarla con el tramo existente en el grupo Caja de Ahorros. La operación se ejecutará sin alterar las instalaciones deportivas existentes, de forma que tanto la piscina descubierta como las pistas de frontón que se encuentran en el exterior del pabellón polideportivo seguirán formando parte del complejo.

Por otro lado, la sesión celebrada esta tarde también ha aprobado la denominación de una nueva calle situada a espaldas del instituto Álvaro Falomir, que se rotulará como Carrer de la Vilavella, así como se ha aprobado el Plan de Actuación Municipal, redactado por los servicios técnicos de la localidad, para su incorporación al Plan de Emergencia Exterior del polígono El Serrallo.

La Ventana de la Diputación de Castellón

La Ventana de la Diputación de CastellónEntrar en el especial
Subir