25 de enero de 2021 25/1/21

Almassora usa una póliza de 2 millones de euros para afrontar el COVID-19

Almassora usa una póliza de 2 millones de euros para afrontar el COVID-19 - (foto 1)

    El Ayuntamiento de Almassora ha activado ya el 50% de una póliza de tesorería de dos millones de euros para afrontar gastos derivados de la emergencia sanitaria. Según ha indicado el concejal de Hacienda, Santiago Agustí, una de las prioridades de esta reserva pasa por agilizar al máximo el pago de facturas a proveedores, en tramitación telemática por el confinamiento.

    En su mayoría se trata de autónomos y pequeñas y medianas empresas que han prestado servicios y suministros en los días previos a las restricciones laborales o que, por considerarse servicios esenciales, continúan haciéndolo. La póliza de tesorería “se suma a la decisión de variar el calendario fiscal para adaptarlo a la crisis sanitaria del COVID-19 y a la firme voluntad de acelerar al máximo los pagos a empresas y proveedores”, en palabras del edil.

    Agustí ha agradecido el trabajo de los servicios técnicos municipales que, adaptándose también a los cambios de trabajo que se han producido en los últimos días, están posibilitando “que la maquinaria de pagos del Ayuntamiento no se pare”. En su opinión, la póliza de tesorería y el trabajo telemático de los técnicos es “fundamental para garantizar los ingresos a las personas que trabajan y que tienen pendiente facturar al Ayuntamiento de Almassora”.

    No en vano, entre el 14 y el 31 de marzo, la institución ha pagado 577.669,28 euros en facturas a sus proveedores de obras y servicios para aliviar las cargas económicas derivadas de la crisis del coronavirus. En total, el departamento de Intervención y los diferentes gestores de cada área municipal han tramitado 197 facturas tras la prestación de bienes y servicios.

    Una de las áreas que más incremento de pagos ha registrado en estas fechas frente a otros periodos es Servicios Sociales, encargado de gestionar prestaciones individuales, ayuda en alimentación y gastos de vivienda a personas con necesidades especiales, así como medicamentos y todos los servicios implementados desde el comienzo de la crisis sanitaria para garantizar el bienestar de la población en colaboración con Cruz Roja, Cáritas y el resto de ONG.

    Subir