1 de diciembre de 2020 1/12/20

Almassora incorpora 1.072 nuevos vecinos a su censo

  • La localidad pasa de los 16.465 residentes de 1998 a los 24.963 contabilizados a 1 de enero de 2009

Almassora ha incrementado su censo en el último año en 1.072 nuevos residentes que mantienen el ritmo de crecimiento que la localidad ha experimentado en la última década. La población constituye, sin lugar a dudas, una firme opción para miles de personas que buscan instalar su residencia en el área metropolitana de La Plana. Su situación estratégica, próxima a ciudades como Castellón y Vila-real, así como la oferta de viviendas a precios más competitivos han convertido al municipio en una clara alternativa donde instalar la primera residencia.

Esta dinámica ha dejado fiel reflejo en el censo municipal. Un registro que, pese a la grave crisis económica que ya era patente en el ejercicio 2008, no ha impedido que el municipio mantenga su crecimiento constante con un incremento de más de un millar de habitantes a fecha 1 de enero de 2009. “Tal y como nos ha comunicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), nuestro pueblo sigue registrando un censo creciente que en el último año ha supuesto que nos aproximemos a la cifra de 25.000 residentes. De hecho, tan sólo 37 nuevos vecinos nos separan de este registro”.

Vicente Casanova, alcalde de la localidad, ha destacado la evolución creciente que ha experimentado una población que en 1998 elevaba a 16.465 el número de vecinos y que en once años ha recibido a 8.498 nuevos residentes. “Sin duda es un registro a tener en cuenta que ha supuesto que Almassora se dote de nuevos servicios e infraestructuras que  permitan atender una demanda que nadie podía prever hace una década”.

Infraestructuras educativas, con la creación de un quinto colegio y la proyección de un sexto, o sanitarias, con el próximo inicio de obras de un centro sanitario integrado en las proximidades del grupo Pío XII, se suman a instalaciones deportivas, como la piscina climatizada, los campos de Boqueras, el nuevo complejo José Manuel Pesudo o la Ciutat de la Pilota, y las culturales, como la Casa de la Música o la nueva biblioteca. Servicios no carentes de una atención al ciudadano materializada en circuitos peatonales amplios y desahogados, áreas y parques públicos renovados, como Pere Cornell, y servicios de atención directa como la oficina Amics o el futuro ayuntamiento, erigido sobre un aparcamiento subterráneo dirigido a atender al ciudadano. “Todas acciones que pretenden dar respuesta a las necesidades de una localidad que ha dado un salto notable en estos últimos años”, ha considerado el alcalde de Almassora.

Registro histórico
A fecha 1 de enero del año 2000, Almassora contabilizaba un incremento anual de 288 habitantes, una cifra que quedaba en segundo plano el 1 de enero de 2006 en el que se contabilizaba un aumento del censo de la población de 909 habitantes. “Esta cifra ha vuelto a ser pulverizada con el último dato aportado por el INE, ya que si considerábamos que los 909 residentes eran un registro importante, los 1.072 nuevos vecinos que han pasado a formar parte de nuestro censo en el último año son históricos”.

Por fechas, en el año 1998 Almassora poseía una población de 16.465 habitantes que se elevaron a 16.897 en el año 2000. La evolución del registro de empadronamiento refleja un aumento progresivo entre los años 2000 y 2006, pasando de los 16.897 habitantes a los 17.124 en 2001 y los 17.644 en 2002. A partir de aquí, la localidad supera la barrera de los 18.000 vecinos con un total de 18.385 residentes en 2003, que siguen creciendo en 2004 hasta alcanzar los 18.961 y en 2005 con 19.688.

En 2006, con un censo de 20.597 habitantes, Almassora experimenta un despegue importante en el número de empadronamientos que pasan a 23.891 en el año 2008 y que mantiene su evolución al alza, tal y como constata el último dato del INE. “Este aumento tan destacado nos ha obligado a reforzar servicios tan básicos como el transporte, la limpieza de jardines y viales, o la habitual recogida de residuos sólidos urbanos y a establecer nuevos planes para, en definitiva, ofrecer prestaciones que mejoren la calidad de vida de nuestros vecinos”, ha destacado el concejal.

Subir