24 de noviembre de 2020 24/11/20

Almassora diseñará la segunda fase de urbanización del entorno de la iglesia mientras avanza en la redacción del Plan Especial de la Vila

Almassora diseñará la segunda fase de urbanización del entorno de la iglesia mientras avanza en la redacción del Plan Especial de la Vila - (foto 1)
  • Casanova ratifica que el documento contará, “como no podía ser de otra manera, con la opinión de todos los vecinos”

El Ayuntamiento de Almassora diseñará la segunda fase de urbanización del entorno de la iglesia parroquial de la Natividad mientras avanza en la redacción del Plan Especial de la Vila que debe registrar las singularidades, características, condiciones y criterios que debe seguir cualquier intervención que se desarrolle en el casco antiguo de la población.

“El presupuesto de 2015 ha reservado una partida de 150.000 euros que nos permitirá avanzar en el diseño del proyecto que debe completar la urbanización de la parroquia mientras caminamos hacia la redacción del Plan Especial de la Vila, del que ya disponemos estudios topográficos y fotogramétricos que nos han permitido obtener una visión real de las características de este sector residencial de nuestra población”.

Vicente Casanova, alcalde de Almassora, ha hecho estas declaraciones en su comparecencia semanal ante los medios de comunicación. “En 2015 considerábamos que debíamos iniciar el lanzamiento de esta segunda fase para lo cual requeríamos de partida presupuestaria, que hemos dotado con 150.000 euros. De forma paralela, también avanzaremos en la redacción y definición del Plan Especial de la Vila, que es un documento que va más allá de un proyecto de urbanización de suelo y subsuelo”.

En opinión del alcalde de Almassora, “se trata en la práctica de una ordenanza urbanística que debe decidir desde cuestiones como el color o materiales a utilizar, hasta cualquier otra condición que decida regularse. Para ello, necesariamente se contará con una consulta ciudadana en la que participen todos los vecinos”.

Un Plan Especial en el que el Ayuntamiento de Almassora ya ha trabajado con la contratación, a una firma de la población, del trabajo de identificación previo que ha permitido examinar fachada por fachada, niveles, rasantes e instalaciones de cada uno de los inmuebles del sector residencial. “Un trabajo absolutamente necesario para avanzar en el Plan Especial de la Vila”.

Peatonalización y restricción del tráfico

Tal y como ha indicado Casanova, la definición del futuro urbanístico de la Vila “deberá pasar, como no podía ser de otra manera, por escuchar la opinión de los vecinos”. “Con los criterios de la asociación de la Vila, y abierto a toda la población, “la idea básica que nos llegó de los residentes era la de restringir el tráfico a quienes residen en el sector, así como realizar un diseño de aceras y calzada a un mismo nivel, sin bordillos y delimitado o diferenciado con diferentes materiales o tonalidades”.

El alcalde de Almassora ha señalado que “se aplicaría un criterio similar al de la calle Mayor de Castellón, con materiales adecuados a un casco antiguo y con bolardos que limitaran el acceso al entorno”. En este sentido, “todavía está por definir estas circunstancias y características, como la decisión de enterrar los servicios y suministros que sobrevuelan la zona residencial, y que en definitiva se deberían ir decidiendo en el marco de este Plan Especial que debe pasar por la necesaria y obligada consulta ciudadana”.

Subir