22 de enero de 2020 22/1/20

Almassora diseña un plan para modernizar la recogida selectiva de residuos con la instalación de 23 islas soterradas

Almassora diseña un plan para modernizar la recogida selectiva de residuos con la instalación de 23 islas soterradas - (foto 1)
  • Sostenibilidad implantará 69 depósitos enterrados en los distintos grupos vecinales para mejorar la prestación al ciudadano

El Ayuntamiento de Almassora ha diseñado un ambicioso plan para modernizar la recogida selectiva de residuos que permitirá instalar entre el próximo mes de diciembre y el primer trimestre del próximo año, 23 islas soterradas con depósitos para la carga de papel, plástico y vidrio. El programa “camina hacia la modernización del servicio que se presta en la localidad y tiene por objetivo retirar, de forma progresiva, los contenedores en superficie, que no sólo generan cúmulos de abandono y basuras, sino que además provocan malos olores y generan una antiestética barrera urbana”.

Enrique Brisach, titular de la cartera de Sostenibilidad, ha incidido en la relevancia de un proyecto en el que “trabajamos desde hace años con la instalación de contenedores en cada una de los programas urbanísticos que desarrollamos”. Así las cosas, “ahora pretendemos lanzar un plan más ambicioso, que arrancará el próximo diciembre para ejecutarse a lo largo del primer trimestre de 2011, y que tiene por meta redundar en una mejora clara para el ciudadano”.

El proyecto “ha primado una distribución homogénea del servicio, de modo que se implantarán nuevos contenedores en los grupos de vecinos como Pío XII, Fátima, Corell, Villa Lola, el área de Vila-roja o la Vila”. Una instalación definida por el departamento de Urbanismo en función de las demandas generadas por las áreas residenciales, ha señalado Brisach, atendiendo “al número de vecinos que conviven en cada grupo y buscando un espacio urbano cómodo y práctico para los residentes”.

Más de una veintena de islas que contarán con tres depósitos cada una de ellas y que permitirán retirar de la superficie urbana un importante cupo de contenedores tipo iglú que prestan hasta el momento servicio en el municipio. La calle San Pablo, calle Nueve de octubre, calle Boqueras, calle José Ortiz, Batalla de Bailén, San Jaime, l'Alcora, Santo Cristo, Enric Valor, plaza Santa Isabel, zona verde de la residencia de la tercera edad, Camí Ben-Afelí, Cardenal Cisneros, avenida de Burriana y calle Purísima, serán los puntos donde se ubiquen estos nuevos depósitos enterrados.

La mejora propuesta se sumará al servicio de recogida selectiva soterrado que ya se presta en otros puntos de la localidad. La plaza Santa Isabel, junto a la parada de autobús, la calle San Ramón, en su cruce con la calle Trinidad, así como la calle Santa Ana, instalados recientemente. A ellos cabe sumar los contenedores enterrados en las calles San Luis, Virgen del Lidón, San Pascual, San Felipe y Xopar, éste último en el distrito marítimo. De igual modo, se ha incorporado a la red de depósitos enterrados la isla de selectiva situada en el acceso lateral al edificio El Mercado “y que comparte espacio con los seis depósitos de residuos orgánicos también enterrados, los primeros de la población”.
Un servicio cómodo y práctico que se ampliará de forma considerable con la puesta en marcha de este “programa de implantación progresiva que permitirá establecer nuevos depósitos en el entramado urbano de modo que vayamos retirando los iglús y contenedores en superficie para ceder espacios para el peatón”, ha manifestado el regidor.

Retirada contenedores en la Vila

La actuación forma parte de un plan de mejoras introducido con la intención de caminar hacia la modernización del servicio y que ha supuesto una acción concreta y singular en la Vila. “En el casco antiguo hemos puesto en marcha un programa de colocación y retirada de contenedores propio y específico”, ha señalado el titular de Sostenibilidad.

El mecanismo ha supuesto una evidente mejora para este sector de la población, “ya que durante la jornada matinal y vespertina, los vecinos no deben convivir con los depósitos en superficie que se instalan a última hora de la tarde”, ha explicado el regidor. Así las cosas, “las callejuelas estrechas y la calzada reducida de las vías que conforman el casco antiguo no se ven condicionados por los contenedores que sólo permanecen en el entorno entre última hora de la tarde y primeras horas de la madrugada”. “Hemos ganado en espacio para el peatón, retirándole obstáculos, hemos logrado erradicar los malos olores provocados por el abandono a deshora de las basuras, y además hemos conseguido retirar de nuestra Vila unos depósitos que afean y entorpecen el urbanismo singular de este ámbito del casco urbano”, ha concluido Brisach.

ocultar
Almassora diseña un plan para modernizar la recogida selectiva de residuos con la instalación de 23 islas soterradas
Subir