29 de febrero de 2020 29/2/20

Almassora culminará durante la primera quincena de diciembre las obras de la calle Caridad y San Jaime

  • Urbanismo confía en que las firmas adjudicatarias procedan al asfaltado durante esta semana

Las obras que desde este verano se ejecutan en las calles Caridad y San Jaime culminarán durante la primera quincena de este mes de diciembre según el calendario previsto por el departamento de Urbanismo. El objetivo es que esta misma semana se proceda al asfaltado de ambas vías y, a ser posible, se reabran al tráfico rodado con carácter definitivo durante la segunda quincena de este mes.

Enrique Brisach, titular de la cartera de Urbanismo en el Ayuntamiento de Almassora, ha incidido en la voluntad del consistorio en culminar próximamente ambas actuaciones, financiadas con cargo al FEIL, “de modo que se regularice el tráfico en la zona que sufre cortes intermitentes del tránsito motivados por la ejecución de sendos proyectos”. “Lamentamos los contratiempos que hayan podido generar a los vecinos, usuarios y residentes de estos entornos urbanos, pero confiamos en que durante la segunda quincena las nuevas vías estén completamente renovadas y operativas”, ha indicado el regidor.

Cabe señalar que el proyecto de la calle Caridad ha supuesto la accesibilidad y mejora de esta vía, así como de un tramo de la calle San Luis y una de las aceras de la avenida José Ortiz, la comprendida entre Jesús y María y San Luis. El proyecto, que contempla la ampliación de los circuitos peatonales y la colocación de arbolado a lo largo de los citados tramos, ha permitido además crear un área de ocio y descanso en la avenida José Ortiz.

En definitiva, “hemos pretendido dotar a la localidad de espacios amplios y accesibles para el peatón y convertir el espacio público en un área donde el principal usuario y protagonista sea el ciudadano”. Un objetivo, el que señala el edil, que también se ha trasladado a la calle San Jaime, donde la localidad desarrolla otro plan de accesibilidad que en este caso comprende un tramo de esta vía, el comprendido entre San Luis y Colón, así como un tramo de Colón, el que conecta con San Jaime y discurre hasta Trinidad. En este caso, “el proyecto también está pendiente del asfaltado para, prácticamente, completar el proyecto”, ha indicado el regidor.

Un camino escolar con garantías
El programa urbanístico que ocupa desde el pasado verano el entorno de la calle San Jaime ha pretendido convertir un tramo de esta vía y otro de Colón, además de la calle del Agua, en un camino escolar con plenas garantías para los alumnos del colegio Cardenal Cisneros. En definitiva, se pretende “reforzar la seguridad de los peatones que recorren habitualmente este circuito”.

La solución mejorará las condiciones de un vial de seis metros de media en el que comparten espacio el tráfico rodado, el peatonal y los aparcamientos. “La actuación, que recibiremos este mismo mes, ha pretendido someter al entorno a una mejora integral de un tramo de 300 metros lineales trasladando a la zona el mismo modelo que ya hemos desarrollado en otras vías como Trinidad, Virgen del Lidón o San Lucas”, ha concluido Brisach.

Subir