25 de noviembre de 2020 25/11/20

Almassora completa la urbanización de la calle Cervantes con la instalación de bolardos

Almassora completa la urbanización de la calle Cervantes con la instalación de bolardos - (foto 1)
  • La medida ha culminado una actuación que ha permitido remodelar la vía junto a un tramo de la calle l'Alcora

El Ayuntamiento de Almassora ha culminado la urbanización de la calle Cervantes con la instalación de bolardos en la confluencia de la citada vía con la calle Trinidad. La acción permitirá limitar el acceso a esta calle, que ha sido peatonalizada, de modo que sólo los residentes del acceso, con garajes en la vía, puedan circular por el paso con velocidad controlada.

El objetivo, tal y como ha indicado el primer edil de Almassora, Vicente Casanova, “era que este tramo de calle ganara en usos peatonales frente y limitara el acceso a los vehículos, de modo que en la práctica ganamos una nueva calle para los ciudadanos de modo que puedan pasear por la vía con plenas garantías de seguridad”.

Para ello, además de los bolardos instalados, el departamento de Policía Local también ha trabajado en el entorno aplicando una señalización específica que permita advertir a los usuarios las condiciones especiales que posee la calle. “En definitiva, advertir a los vehículos que acceden a la misma de las condiciones a las que están sujetos para poder circular”.

El alcalde ha aplaudido la programación urbanística desarrollada por el departamento que dirige Enrique Brisach y que ha permitido “mejorar este entorno junto a un tramo de la calle l'Alcora y la calle Santa Ana”. “Los técnicos municipales han diseñado un programa que, de acuerdo al Plan de Humanización de la ciudad que estamos aplicando desde el pasado mandato, prima al peatón por encima de la circulación rodada”.

Obras en el casco urbano
De forma paralela, la cartera de Urbanismo trabaja en la remodelación de tres vías del núcleo urbano de la población con la intención de avanzar en la materialización de circuitos peatonales. La actuación, que al igual que la iniciada el pasado ejercicio cuenta con el respaldo de la Diputación Provincial de Castellón, ocupa en este caso las calles San Ramón, San Salvador, San Pascual y un tramo de la avenida José Ortiz, en su confluencia con la plaza Pere Cornell.

Estas obras, iniciadas en enero, han posibilitado ya la ampliación de las aceras de tres calles y se centran, actualmente, en la materialización de este diseño en el tramo correspondiente a la plaza Pere Cornell, con el objeto de completar la totalidad de la vía del tramo ya remodelado de este entorno público. Paralelamente, la firma adjudicataria de esta actuación se emplea estos días en la retirada de la capa asfáltica y la colocación del material sobre el que se deberá colocar el nuevo pavimento.

Unos trabajos que está previsto se completen durante la segunda quincena de este mes de abril de modo que el próximo mes de mayo, “los vecinos puedan disfrutar de este entorno remodelado y accesible que hemos diseñado teniendo como principal protagonista al peatón”. El primer edil ha manifestado “que somos conscientes de que estas obras generan contratiempos y cambios de hábitos extraordinarios y temporales”. Sin embargo, “agradecemos la paciencia de vecinos y usuarios porque, esperamos que en las próximas semanas la actuación haya culminado puesto que las obras van a buen ritmo”, ha considerado el alcalde.

 2 comentarios
Proveedor
Proveedor
24/01/2012 08:01
Plan????

No se seguro con que plan se ha hecho, lo que se seguro es que nadie ha cobrado. A mi, Villena de debe mas de lo que tengo.

Subir