20 de septiembre de 2020 20/9/20

Almassora aspira a ahorrar más de un 20% del consumo energético en edificios públicos

Almassora aspira a ahorrar más de un 20% del consumo energético en edificios públicos - (foto 1)
  • Plantea una auditoría municipal valorada en 30.000 euros para reducir el gasto

El Ayuntamiento de Almassora aspira a ahorrar entre un 20% y un 30% del consumo energético de los edificios municipales. El estudio realizado con motivo de la solicitud de fondos europeos ha revelado que los inmuebles de gestión municipal presentan “importantes consumos de energías que suponen una parte significativa del presupuesto municipal”. Es por ello que también presentan un elevado potencial de ahorro energético que el consistorio quiere impulsar con auditorías energéticas.

Los edificios con mayores consumos energéticos en Almassora son la piscina municipal, la residencia de la Tercera Edad y el Ayuntamiento. Para poder determinar la reducción y las propuestas de mejora, la actuación pretende llevar a cabo una auditoría energética en los edificios anteriores y también en: la Casa de la Música, el gimnasio de la piscina municipal, los campos de fútbol de Les Boqueres, el campo de fútbol José Manuel Pesudo, los centros sociales de San Felipe, Fátima y Corell y, por último, en los colegios Cardenal Cisneros, Hermanos Ochando, Embajador Beltrán y Errando Vilar.

Las auditorías energéticas en edificios y equipamientos municipales están valoradas en 30.000 euros e incluirían propuestas técnicas de mejora encaminadas a la definición de las ya existentes o a la implantación de nuevas actuaciones y orientadas a la reducción de la demanda mediante la aplicación de técnicas bioclimáticas. Como término medio se pueden conseguir ahorros de un 20-30% en el consumo energético y económico, según la tipología de los equipos instalados.

La auditoría energética se dividiría en cuatro fases, que comenzaría con la recopilación de datos técnicos y de facturación. Posteriormente analizaría el consumo anual clasificado entre energía comprada o autoproducida, además del tipo de combustibles utilizados y el consumo de los principales equipos. A partir de los resultados obtenidos en la realización del análisis, se elaborarían propuestas de actuación y mejora en el edificio buscando, entre otros, la reducción del coste económico, las mejores condiciones de contratación del suministro, la reducción del consumo energético mediante actuaciones sobre los equipos y mejoras en las actividades de control y mantenimiento.

Tal como refiere el estudio que el Ayuntamiento de Almassora aprobará este viernes en pleno, las medidas harían especial hincapié en aspectos como los niveles de aislamiento en muros y cubiertas, la colocación de aislamiento móvil en elementos transparentes (ventanas y/o puertas), la colocación de sombreamientos adecuados para las condiciones de verano en las superficies acristaladas, la sustitución de marcos y/o vidrios de los elementos transparentes por otros de mayor eficiencia térmica, la modificación de uso de diferentes estancias en función de la orientación, entre otros.

La última fase del proceso se centraría en la elaboración de un informe que incluyera: consumo y costes actuales de energía eléctrica y térmica asociada a los equipos de consumo y al uso de los edificios, recomendaciones técnicas y de gestión para reducir los costes energéticos y económicos, consumo y costes futuros de energía eléctrica y térmica una vez realizados los cambios propuestos y la certificación energética del edificio.

Subir