30 de septiembre de 2020 30/9/20

La Unidad de Cirugía Vascular del Hospital General de Alicante se alza como referente de la provincia

  • El centro realiza una media de 750 intervenciones quirúrgicas anuales de las que 25 son endarterectomías carotídeas

  • El HGUA es el único en la provincia que ofrece atención continuada en cirugía vascular

La sección de Cirugía Vascular del Hospital General Universitario de Alicante, con un equipo humano compuesto por 9 especialistas, realiza cada año una media de 750 intervenciones quirúrgicas de las que 25 son endarterectomías carotídeas, una intervención quirúrgica que se realiza con el fin de extirpar la placa de ateroma que estrecha la luz de las carótidas, e incluso puede llegar a ocluirlas en su totalidad.

La enfermedad aterotrombótica cuando afecta a las arterias carotídeas (vasos sanguíneos que conducen la sangre al cerebro) puede cursar con la aparición de un ictus isquémico, ocasionado por el déficit de aporte sanguíneo al sistema nervioso central.

Se trata de una intervención indicada para restablecer el calibre de la arteria carótida interna y que se realiza con el propósito de reducir la posibilidad de eventos isquémicos cerebrovasculares” explica el Dr. Francisco Morant, Jefe de Sección de Cirugía Vascular. “Es una intervención que se realiza con excelentes resultados en el centro, equiparables a los de cualquier otro centro internacional”, apunta.

La Unidad de Cirugía Vascular del HGUA se alza como referente del tratamiento de las patologías vasculares de la provincia ya que, aunque los hospitales de Torrevieja y Elche también cuentan con esta especialidad en su cartera de servicios, es el centro alicantino el único que ofrece atención continuada con dos profesionales de guardia todos los días.

Esta técnica está indicada cuando el porcentaje de estenosis es superior al 70%, y se trata de una de las intervenciones quirúrgicas más delicadas que se realizan en la unidad. Se trata de una técnica quirúrgica “joven” ya que la primera intervención de este tipo se realizó en 1953. Además, “debe ser realizada por manos expertas, ya que para obtener beneficio de la cirugía es necesario que los resultados sean mejores que las complicaciones y riesgo de muerte asociadas a la evolución natural de la enfermedad”, puntualiza el Dr. Morant.

Factores de riesgo
El principal factor de riesgo para presentar patología cerebrovascular de origen aterotrombótico es la hipertensión arterial, aunque también influyen otros tales como el tabaquismo, diabetes mellitus e hipercolesterolemia. “El riesgo relativo de padecer un infarto cerebral que presentan los pacientes hipertensos es cuatro veces superior comparado con las personas con una presión arterial normal”, indica el Jefe de Sección.

Hasta los años 80 se registraba un porcentaje superior de fallecimientos por enfermedades cerebrovascular que por enfermedad cardiovascular. Desde entonces la tendencia se ha invertido y, hoy en día la mortalidad por enfermedad cardiovascular es más elevada, esto entre otras cosas es debido al mejor control del principal factor de riesgo, la hipertensión arterial", explica el Dr. Morant.

El paciente tipo que sufre este tipo de patología se caracteriza por ser una persona mayor de 55 años que llega diagnosticado desde el Servicio de Neurología de cualquier hospital de la provincia. Asimismo, puede tratarse de pacientes a los que en las exploraciones que se realizan en las consultas externas de Cirugía Vascular se les encuentre un soplo carotídeo, lo que normalmente se traduce una estenosis arterial.

Subir