22 de febrero de 2020 22/2/20

La Policía Local detiene a una persona por presunta agresión con arma blanca a una mujer herida grave en la calle Núñez de Arce

    La Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Alicante informa que ayer martes 27 de marzo, sobre las 23,15 horas, la Policía Local detuvo a una persona como presunto autor de una agresión con arma blanca, en la calle Núñez de Arce. En el incidente resultó herida de gravedad una mujer de 58 años tras ser apuñalada presuntamente por su vecino, varón de 48 años de edad. La mujer herida de gravedad ha sido atendida por el SAMU en el lugar de los hechos, y trasladada al Hospital General de Alicante con pronóstico reservado.

    Tras ser alertada la Policía Local por una llamada al Teléfono 112, de forma inmediata dos patrullas que se encontraban en las inmediaciones se personaron en el lugar de los hechos. Varios vecinos presentes en la calle informaron a los agentes del lugar concreto, un piso bajo de la calle Núñez de Arce, en el que se encontraba la víctima. Una vez que los efectivos policiales accedieron al inmueble encontraron a una mujer que presentaba una herida en el cuello y a un varón, que una vez identificado resultó ser su esposo, que la asistía para detener la hemorragia. Según el relato del esposo a la Policía Local, el matrimonio había escuchado desde la cama el timbre de su domicilio. Su mujer salió a abrir la puerta e instantes después escuchó gritos de su esposa, a la que ya vio tendida en el suelo con la herida en el cuello y a su vecino salir corriendo por la puerta.

    La Policía Local logró detener al presunto agresor, de 48 años de edad y natural de Alicante, que se encontraba en la propia calle y presentaba manchas de sangre en manos y piernas. La intervención fue realizada de manera conjunta con la Policía Nacional, cuyos efectivos hallaron el arma sobre un pequeño muro en la propia calle. Según informaron a los agentes de la Policía Local, varios testigos presenciales de los hechos, pudieron observar como, tras descender desde su vivienda al domicilio de la víctima con un cuchillo de unos 20 centímetros, llamó a la puerta y, tras abrir la víctima la agarró de la ropa y le dio una puñalada en el cuello. Según los testigos, el presunto agresor gritó "he hablado con Jesucristo y tengo que matar al vecindario".

    La Policía Local ha custodiado el lugar de los hechos para la posterior inspección de la Policía Científica.

    Subir