24 de noviembre de 2020 24/11/20

La Policía de la Generalitat interviene más de 2.300 cajetillas de tabaco

La Policía de la Generalitat interviene más de 2.300 cajetillas de tabaco - (foto 1)
  • En 2014, los efectivos de las sedes de Alicante y Elche han realizado 14 inspecciones a establecimientos no autorizados para la venta de tabaco

Los efectivos de la Policía de la Generalitat pertenecientes a las Comisarías de Alicante y Elche han intervenido a lo largo de este año un total de 2.367 cajetillas de tabaco rubio de contrabando durante las inspecciones realizadas a establecimientos no autorizados para la venta dentro de la Operación "Nicotina".

"El tabaco se vendía en bazares, locutorios, tiendas de alimentación, carnicerías, quioscos y papelerías, entre otros, en varias localidades de las comarcas de L' Alicantí, El Baix Segura (Vega Baja), Baix Vinalopó y Mitjà Vinalopó", ha comentado el director general de Seguridad y Protección Ciudadana, Manuel Roca.

En este sentido, Roca ha explicado que las actuaciones se han centrado en labores de inspección y comprobación de las actividades realizadas en los comercios y establecimientos inspeccionados, así como de los productos alimenticios y bebidas que en ellos se exponen y venden.

La operación "Nicotina" se inició a principios de 2014 tras las denuncias verbales de ciudadanos que voluntariamente hicieron llegar a las Comisarías de Elche y Alicante la venta de tabaco rubio de contrabando a un precio muy inferior al de venta en estancos y máquinas expendedoras autorizada a nivel estatal.

Asimismo, el director general ha explicado que en la operación "Nicotina" se han realizado un total de 14 inspecciones, en las que se han intervenido 2.367 cajetillas (47.350 cigarrillos) de tabaco rubio de diferentes marcas de contrabando sin el correspondiente sello o timbre de Hacienda. En las cajetillas intervenidas aparecían sellos de países del este de Europa, del entorno soviético, argelino y/o marroquí.

Manuel Roca ha resaltado que las cajetillas de tabaco aprehendidas, se localizaron semiescondidas detrás de mostradores, estanterías, falsos techos de escayola, e incluso dentro de cámaras frigorífcas y neveras, camufladas entre objetos de lícita venta y de productos de alimentación, "hecho que demuestra el ánimo de impedir la acción policial y el decomiso del citado tabaco cuando son sometidos a este tipo de inspecciones policiales-administrativas", ha puntualizado.

Tras las inspecciones correspondientes y la intervención del tabaco de contrabando, la Policía de la Generalitat levantó actas-boletines de denuncia para remitirlas posteriormente a la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera con sede en Alicante, dependiente de la Agencia Tributaria al tratarse de una infracción administrativa de contrabando, y a la Dirección Territorial de Comercio y Consumo en Alicante.

Subir