12 de julio de 2020 12/7/20

Infraestructuras acometerá la primera fase del carril bici entre la OAMI y Alicante

  • La obras se iniciarán a finales del mes de febrero para estar acabadas este verano

El secretario autonómico de la Conselleria, Victoriano Sánchez-Barcáiztegui, se ha reunido con el alcalde de Alicante, Miguel Valor, para abordar esta infraestructura, que es un compromiso del President de la Generalitat y que hará más accesible a la ciudad de Alicante para los ciclistas habituales y los aficionados a la bicicleta y sobre todo aumentará la seguridad vial de la zona.

El carril bici unirá los más de cuatro kilómetros que hay entre la antigua Estación de Benalúa en la plaza del Arquitecto Miguel López, que actualmente alberga la Casa del Mediterráneo, y la zona de Aguamarga donde se encuentra la OAMI.

Esta nueva vía se construirá en distintas fases con el fin de no perjudicar el tráfico de la Avenida Elche por donde transcurrirá por el lado oeste, la parte interna de la avenida, y estará separado de la calzada por un bordillo. De esta forma, al estrecharse el carril por donde circulan los vehículos, la avenida adoptará las características de una vía de ciudad lo que calmará el tráfico al reducirse la velocidad y aumentará así la seguridad vial.

La Avenida de Elche ha sido objeto de una importante remodelación por parte de la Conselleria de Infraestructuras, de la que solamente falta rematar la jardinería, que se incluyen en las obras de mejora del Acceso Sur a la ciudad, divididas en dos fases.

La primer fase, que finalizó en 2011, englobó la reurbanización de la Avenida Loring, entre la calle Oscar Esplá y la plaza de Galicia. La segunda constituye la continuación hacia Elche, completando la urbanización de la entrada sur de Alicante y cuentan con un presupuesto de la Generalitat de 1,8 millones de euros.

La urbanización del acceso sur de Alicante cuenta con un presupuesto total de la Conselleria de Infraestructuras de más 9,1 millones de euros y supone la intervención en una superficie de cerca de 80.000 metros cuadrados.

La materialización del proyecto conlleva un mejor acceso al centro urbano por el sur a través de la Avenida de Elche, así como hacia las playas del sur y la capital ilicitana. También implica una mayor integración y permeabilidad entre el puerto y la ciudad, y el incremento de la seguridad vial.

Subir