25 de noviembre de 2020 25/11/20

El Hospital General de Alicante forma a padres de lactantes en técnicas de reanimación básica en el domicilio

El Hospital General de Alicante forma a padres de lactantes en técnicas de reanimación básica en el domicilio - (foto 1)
  • El centro hospitalario alicantino optimiza el Programa de Monitorización Cardio-respiratoria Domiciliaria

  • La Unidad de Hospital Domiciliario Pediátrico realiza talleres formativos a padres para que actúen en caso de muerte súbita en lactantes

La Unidad de Hospital Domiciliario Pediátrico del Hospital General Universitario de Alicante ha puesto en marcha talleres formativos dirigidos a padres con hijos dentro del Programa de Monitorización Cardio-respiratoria Domiciliaria (PMD) con el objetivo de ofrecer recursos a los familiares ante los primeros minutos de una emergencia.

Una de las funciones de la UHD Pediátrica es hacer de puente de unión desde que se inicia la motorización de un paciente hasta que se le retira el aparato a través de un seguimiento tanto con visitas domiciliarias como con llamadas telefónicas con los familiares. Ahora, además, con esta nueva iniciativa entrenan a las familias en reanimación cardiopulmonar básica.

Los talleres formativos han comenzado a funcionar desde el mes de agosto y, desde entonces, han pasado por ellos cinco familias con lactantes considerados de riesgo. “Intentamos agrupar familias con distintos casos de monitorización en una misma sesión para que así puedan compartir experiencias”, comenta Laura Rubio, médico de la Unidad.

El objetivo de estos talleres es enseñar técnicas de RCP básica como la ventilación y el masaje a través de información, que se les facilita por escrito, y de prácticas con un muñeco. A través de estas técnicas se trata de formar a los familiares para saber qué hacer antes y después de una situación de emergencia o cómo identificar que el pequeño está en parada.

“Se marca unos inicios para que los padres sepan qué hacer ante una situación de emergencia. Siempre se les remarca que se actúe pero que se llame al servicio de urgencias.”, destaca la Dr. Rubio.

Desde la UHD Pediátrica se han marcado como objetivo enseñar a los familiares a detectar la apnea y saber cómo actuar ante niños motorizados con patologías de riesgo ya que una reanimación precoz puede prevenir estos episodios en los pacientes contemplados.

“Estamos observando que la respuesta de los padres está siendo muy buena porque, a través de estas jornadas, se aumenta el control del problema que en un momento dado se pueda dar. Además, ayuda a los padres a medir sus fuerzas y a ser conscientes de dónde están”, Teresa Valdés, enfermera de la Unidad.

Programa de monitorización cardio-respiratoria domiciliaria (PMD)

La monitorización cardio-respiratoria domiciliaria no se limita a prescribir un monitor e instruir a los padres en su manejo, sino que debe funcionar una infraestructura de apoyo que pueda solventar los problemas que puedan surgir en cualquier momento. Esto implica un equipo humano dispuesto a intervenir durante los días que dure la monitorización.

El equipo médico ha de estudiar a los pacientes sintomáticos según un esquema de trabajo, aplicando un protocolo clínico de estudio que le permitirá diferenciar a los lactantes que tienen una causa tratable de entre la población de riesgo susceptible de presentar una muerte súbita infantil.

Por otro lado, el equipo técnico se encarga de todas las cuestiones técnicas de la monitorización y de los trámites administrativos para conseguir la prestación del PMD.

Prevención del Síndrome de muerte súbita del lactante

El síndrome de la muerte súbita del lactante se define como la muerte súbita de un niño menor de un año de edad a la cual no se encuentra explicación después de una investigación minuciosa del caso, incluyendo la realización de una autopsia completa, el examen de la escena del fallecimiento y la revisión de la historia clínica. Se trata de un diagnóstico sindrómico al que se llega por exclusión y que es probable que tenga diferentes etiologías.

En cuanto a porcentajes, se estima que el 0.2% de fallecimientos en población general se debe a muerte súbita. Este porcentaje asciende al 2% cuando hablamos de hermanos de lactantes que han sufrido este síndrome y, el 4% cuando se trata de hermano gemelo.

Las recomendaciones para prevenir este tipo de síndrome son evitar la posición de prono (boca abajo) durante el sueño en los lactantes hasta los seis meses de edad, optando por la decúbito supino (boca arriba) ya que es la postura más segura y claramente preferible.

Se desaconseja los colchones blandos o de lana, los almohadones, colgantes al cuello y cualquier otro objeto que pueda provoca asfixia durante el sueño, como cintas o cordones en las inmediaciones de la cuna.

Además, también se debe eliminar el tabaquismo de los padres, especialmente de la madre, prioritariamente durante la gestación aunque también después del nacimiento.

Evitar el arropamiento excesivo del lactante cuidando de no cubrirle la cabeza y amamantar al pecho son otras recomendaciones a tener en cuenta.

Subir