elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Los filósofos Fernando Savater y Francisco Lapuerta analizan en el ADDA los retos de educar ciudadanos

  • La actividad, impulsada por el Instituto Alicantino de Cultura Gil-Albert, tendrá lugar mañana a las 20:15 horas

El Instituto de Cultura Juan Gil-Albert inicia mañana viernes 28 de septiembre a las 20:15 horas el ciclo “Conversaciones en el ADDA”. En esta ocasión, el filósofo y escritor Fernando Savater compartirá mesa en el Auditorio de la Diputación de Alicante con el profesor y también filósofo Francisco Lapuerta para disertar y debatir sobre el reto de educar ciudadanos.

Durante la actividad, ambos abordarán y analizarán las competencias que corresponden a la escuela y al resto de instituciones educativas, así como a las familias y al conjunto del entorno social.

A través de esta nueva propuesta, el instituto alicantino reunirá a diversos personajes procedentes del mundo de la cultura, la comunicación, la sociedad civil, la política o la economía para conversar sobre cuestiones relevantes de la actualidad.

Fernando Savater (San Sebastián, 1947)
Fernando Savater es filósofo y escritor -autor de numerosos ensayos, novelas y artículos periodísticos-. Entre sus textos más celebrados destacan, entre otros, “La infancia recuperada” (1976), “El contenido de la felicidad” (1986), “Ética como amor propio” (1988), “Las preguntas de la vida” (1999), “Los diez mandamientos en el siglo XXI” (2004), “La aventura de pensar” (2008) o “Historia de la filosofía. Sin temor ni temblor” (2009).

Asimismo, como novelista es autor de obras como “Caronte aguarda” (1981), “El jardín de las dudas” (1993, finalista del Premio Planeta de ese año), “El gran laberinto” (2005) y “La hermandad de la buena suerte” (Premio Planeta 2008).

A lo largo de su trayectoria profesional, Savater ha recibido numerosos premios y distinciones en todas las artes que ha practicado como el Premio Primavera de Novela 2012 con “Los invitados de la princesa”, el Premio Ortega y Gasset de Periodismo en el año 2000, el Premio Continente de Periodismo en 1999, el Premio Francisco Cerecedo en 1997, el Premio Pablo Iglesias en 1989 o el Premio Nacional de Ensayo 1982 por “La tarea del héroe”.

Subir