28 de enero de 2021 28/1/21

Compromís per Alacant presenta un recurso de reposición a la cesión del Faro del Cap de L’Horta

  • Mulet, senador de la coalición, también ha preguntado al Gobierno qué medidas va a tomar para que se respete el entorno del Cap de l’Horta y evitar que se convierta en un espacio privado y mercantilizado

El grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante y Joves PV han presentado un recurso de reposición a la cesión del Faro del Cap de l’Horta para la instalación de un restaurante. Este recurso va en la linea marcada por la formación progresista que ya en junio de 2020 presentó un ruego para que el equipo de gobierno municipal presentara un proyecto para este espacio cuyo uso salía a concurso público.  

Paralelamente,  Carles Mulet, senador de la coalición ha preguntado al gobierno sobre  qué medidas va a adoptar el ejecutivo para estudiar, impulsar o intentar que el Faro del Cap de l’Horta y todo su entorno sea un espacio donde se respete y ponga en valor todo su potenciar ambiental y paisajístico y no se convierta de facto en un espacio privatizado y mercantilizado. 

Desde la coalición  argumentan que el entorno del faro del Cap de l’Horta es uno de los últimos tramos de costa virgen de la ciudad de Alicante y uno de los sitios elegidos por muchos alicantinos y alicantinas para desconectar dentro de la propia ciudad, ya que es de las pocas zonas en las que se puede hacer senderismo o natación sin escuchar el ruido del tráfico y sin tener detrás una muralla de hormigón, “aunque en las últimas décadas esta zona tampoco se ha escapado de barbaridades urbanísticas”.

Hace unos meses, la Autoridad Portuaria de Alicante (APA), propietaria del Faro y dentro de las previsiones del programa de Puertos del Estado, decidió que iniciaría los trámites para la reforma y explotación del recinto. En el concurso se presentaron cinco empresas, todas de restauración. La Autoridad Portuaria se decantó un uso cultural, pero desgraciadamente el Ayuntamiento no ha presentó una alternativa para un uso público, tal y como sí han hecho los ayuntamientos de Xàbia o l’Alfàs del Pi, en sus respectivos Faros.

Desde la coalición explican que el Ayuntamiento declinó presentar una propuesta  al concurso del faro, aunque la Autoridad portuaria priorizara un uso cultural al  de restauración y consideran un error desaprovechar esta infraestructura que podría estar abierta a la ciudadanía y tener un uso cultural, aunque el terreno que se ocuparía supondría un pequeño porcentaje del total de la parcela (edificio anexo al faro) y que una de las condiciones del concurso incluyeran conservar el entorno. 

“El Faro es un BIC y en las proximidades se encuentra una microrreserva de flora. La geología, flora y fauna del cabo y del entorno del faro son muy singulares, y desgraciadamente como hemos comentado antes es de los pocos tramos costeros de la ciudad de Alicante en los que todavía se puede disfrutar un poco de la naturaleza. Por tanto, pensamos que podría ser un enclave idóneo para un centro de interpretación ambiental del Mediterráneo u otros usos similares”, explica Mulet en su pregunta. “No caigamos en errores que se han repetido en las últimas décadas en otras muchas zonas de la provincia, en concreto privatizar el espacio público”, ha concluido el senador. 

Desde Compromís per Alacant insisten en que “son muchos los alicantinos y alicantinas que se han unido en las redes sociales para pedir a la administración pública, que estos terrenos puedan ser disfrutados por la ciudadanía y que se convierta en un punto de encuentro y de conocimiento de nuestro medio”. Por ello siguen insistiendo en que el consistorio debe presentar un proyecto de uso público de este espacio.  

Subir