25 de mayo de 2020 25/5/20

El Ayuntamiento de Alicante cede dos parcelas del yacimiento arqueológico de Lucentum en Tossal de Manises a la Diputación

El  Ayuntamiento de Alicante cede dos parcelas del yacimiento arqueológico de Lucentum en Tossal de Manises a la Diputación - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El  Ayuntamiento de Alicante cede dos parcelas del yacimiento arqueológico de Lucentum en Tossal de Manises a la Diputación - (foto 2)

    El Alcalde, Luis Barcala, Luis Barcala, junto con la vicealcaldesa Mª Carmen Sánchez y el presidente de la Diputación Provincial, Carlos Mazón y la Vicepresidenta primera de la Diputación de Alicante, Julia Parra, firman un convenio para la cesión de dos parcelas en el Yacimiento Lucentum -Tossal de Manises (Albufereta), con la que se ampliarán las actividades arqueológicas que viene realizando la Diputación desde hace varios años en el yacimiento Lucentum, y facilitará su flujo de visitantes y el control de seguridad del mismo. 

    El yacimiento arqueológico Lucentum, gestionado por la Diputación desde 2017, está situado a 3 kilómetros del centro de la ciudad en el área conocida como Tossal de Manises, donde se hallan estos restos arqueológicos de relevante importancia como referencia del periodo íbero-romano y que perteneció a la ciudad romana de Lucentum, la antigua Alicante. Ocupa una extensión de 5 hectáreas, de las cuales 2,5 corresponden al núcleo de población antigua. Constituye así uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Comunitat Valenciana y se encuentra muy cerca de la playa de la Albufereta.

    Las dos parcelas que ahora se ceden limitan con la valla que fue levantada en 1973 por el entonces Ministerio de Educación y Ciencia y que es un elemento artificial que engloba parte de la ciudad romana, que se extiende más allá de ésta, y donde se considera que pueden existir vestigios de necrópolis, construcciones domésticas e industriales.

    Una de ellas, calificada como zona verde pública, circunda el Tossal de Manises por los costados Norte y Este y cuenta con 19.010 metros cuadrados. La otra parcela, de 2.939 metros cuadrados, es parte de un viario en una parcela de más de 33.485 metros cuadrados de la que habrá que segregarla, y que configura una franja lateral a la avenida de la Colonia Romana en su intersección con la calle Zeus. 

    Barcala ha destacado que se trata de "un convenio muy importante, ya que va a poner en valor el yacimiento arqueológico de Lucentum, que para muchos alicantinos y visitantes puedan incrementar su conocimiento . Esta cesión de las parcelas para que la Diputación acondiciones el acceso de entrada y se haga un centro de interpretación va a poner sobre el mapa otro de los puntos e máximo interés turístico, cultural e histórico de la ciudad de Alicante".

    Parra ha considerado "la firma del convenio de suma importancia para el proyecto museístico del MARQ ya que complementará la oferta de nuestro museo arqueológico".

    Esta cesión, supone un importante beneficio para el patrimonio arqueológico de la ciudad puesto que permitirá realizar las prospecciones oportunas en una zona donde se considera que pueden existir vestigios de necrópolis, construcciones domésticas e industriales, así como mantener el conjunto como un parque urbano de alto valor, con beneficio directo para los vecinos de la Albufereta y el reto de los alicantinos.

    Con ella, la Diputación podrá promover las actuaciones pertinentes para exhumar los vestigios antiguos, aplicando la metodología de conservación, musealización e información que se aplica en el yacimiento arqueológico desde hace ya 20 años y que han hecho de él uno de los más importantes de España.

    A esto se le puede sumar el hecho de que añadir casi la mitad del terreno al yacimiento actualmente vallado permitirá su mayor dignificación, ya que el área cercada podría separarse de los vestigios exhumados proporcionando una imagen más ajustada de la configuración topográfica del espacio habitado en las anteriores épocas históricas. Asimismo, permitiría facilitar el flujo de visitantes al yacimiento y el control de seguridad del mismo, ya que se añade una apreciable franja de terreno para prevenir potenciales agresiones al Bien de Interés Común (BIC).

    Otro de los compromisos es que la Diputación también cuidará de la masa vegetal y los senderos existentes en al parcela para que pueda seguir siendo disfrutado por la sociedad, convirtiéndose en un parque urbano de altísimo valor para la barriada de la Albufereta.

    Esta cesión gratuita de suelo se enmarca dentro del principio de colaboración interadministrativa, y se considera mutación demanial. Dada la calificación de estas parcelas como dotación pública, carecen de valor lucrativo.

    Subir