23 de noviembre de 2020 23/11/20

La alcaldesa inaugura la plaza Franklin Albricias Goetz en el barrio de Babel

La alcaldesa inaugura la plaza Franklin Albricias Goetz en el barrio de Babel - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La alcaldesa inaugura la plaza Franklin Albricias Goetz en el barrio de Babel - (foto 2)
    La alcaldesa inaugura la plaza Franklin Albricias Goetz en el barrio de Babel - (foto 3)
    La alcaldesa inaugura la plaza Franklin Albricias Goetz en el barrio de Babel - (foto 4)

    "Muchos de los asistentes sienten lo mismo que yo: que la ciudad de Alicante salda hoy una deuda", ha afirmado en su intervención la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, en el acto de inauguración de la plaza Franklin Albricias Goetz, que homenajea al que fue presidente de la Diputación de Alicante, teniente de alcalde, pastor protestante, masón, docente y pedagogo, literato y humanista, entre las múltiples facetas que tanto contribuyeron a engrandecer la ciudad de Alicante en las décadas de los años 20 y 30, como olvidada estaba su figura hasta hoy. Para recordarla y rendirle homenaje, un centenar de personas ha acudido al acto de inauguración de la plaza que desde hoy rememora su legado en Alicante.

    "Fue luz y brillo en la pedagogía, y faro y guía en la religión en una época sumida en la depresión de las tinieblas de la ignorancia", ha subrayado la alcaldesa de Alicante, que ha destacado entre los valores que marcaron sus acciones, "la dignidad ideológica, el compromiso y la tolerancia".

    El concejal de Acción Social y Educación, Antonio Ardid, ha destacado de Albricias Goetz, que "siempre puso a la persona y a su dignidad por encima de su ideología", en las antípodas de aquellos que "aniquilan desde la intolerancia y el sectarismo al que no piensa como ellos". Por su parte, el representante de la Iglesia Evangélica Española, David Manzanas, ha recordado la llegada del padre de Franklin, Francisco Albricias, a la ciudad de Alicante, hace 150 años, en la que fundó la Escuela Modelo y la Iglesia Evangélica española, como pastor y docente, testigos que recogería después su hijo Franklin, "quien heredo la vocación y el servicio de su padre".

    Por su parte, el catedrático de Derecho Procesal José María Asencio, en representación de la logia masónica Constante Alona, promotora de la recuperación de la memoria de la contribución de Franklin Albricias a la ciudad, ha repasado la biografía del homenajeado, redactada por el historiador Vicent Sampedro. "Hoy con este acto vuelve a su tierra natal" y "se paga una deuda de gratitud", ha apostillado Asencio.

    El venerable maestro de la logia masónica Constante Alona, José González Asencio, ha recibido de manos de la alcaldesa una placa en recuerdo del momento.

    Subir