7 de marzo de 2021 7/3/21

PACMA denuncia la muerte de los dos caballos ahogados en las riadas de Algemesí

PACMA denuncia la muerte de los dos caballos ahogados en las riadas de Algemesí - (foto 1)
  • El Partido Animalista ha presentado una denuncia alegando que la muerte de los animales no fue accidental, sino fruto de la irresponsabilidad de la persona propietaria

El pasado 5 de noviembre las redes sociales y los medios de comunicación se estremecieron con unas terribles imágenes que mostraban a dos caballos luchando por su vida en medio de la crecida del río Magro, en Algemesí. Lamentablemente, los animales fueron arrastrados por la fuerte corriente y murieron ahogados. PACMA asegura que la muerte de estos equinos es consecuencia de una absoluta dejadez por parte de su supuesto propietario, que los ató en el cauce del río, pese a la alerta de lluvias torrenciales y a que supone una infracción normativa.

Según denuncia el Partido Animalista, varias personas testigos de lo sucedido alertaron a la Policía Local, y rescataron a otros caballos que se encontraban en la misma situación de peligro extremo. Lamentablemente, los animales fueron entregados al que declaró ser su propietario, pese a carecer de ningún documento que así lo demostrase. A consecuencia de esta irresponsabilidad, otro caballo murió días después en un nuevo episodio de precipitaciones y en similares circunstancias.

El equipo legal de PACMA reconoce en estos hechos varios delitos de maltrato animal tipificados en el código penal, además de diversas infracciones legales en los actos cometidos por el supuesto propietario de los caballos, como la falta de atención veterinaria y de identificación, además del mantenimiento en instalaciones inadecuadas. Para mayor agravio, inciden los animalistas, todas estas infracciones serían reincidentes.

Por todo ello, el Partido Animalista ha denunciado los hechos y solicita que sean investigados, así como el decomiso inmediato de los animales que todavía se encuentran bajo la custodia del presunto propietario y su traslado a unas instalaciones que garanticen su cuidado.

Subir