19 de septiembre de 2019 19/9/19

La Guardia Civil desmantela una organización que usurpó la identidad de más de 500 personas

La Guardia Civil desmantela una organización que usurpó la identidad de más de 500 personas - (foto 1)
MÁS FOTOS
La Guardia Civil desmantela una organización que usurpó la identidad de más de 500 personas - (foto 2)
La Guardia Civil desmantela una organización que usurpó la identidad de más de 500 personas - (foto 3)
La Guardia Civil desmantela una organización que usurpó la identidad de más de 500 personas - (foto 4)

La Guardia Civil, en el marco de la operación “PHONE”, ha procedido a la detención de 16 personas y la imputación de otras 4, pertenecientes a una organización criminal dedicada a estafar  efectos tecnológicos de alta gama usurpando la identidad de más de 500 personas en todo el territorio Nacional.

En la operación se ha realizado 7 registros, 6 ellos en viviendas y uno en un comercio en las localidades de Algemesí, Alzira y Vinaròs, donde se han intervenido efectos procedentes de las estafas. El valor de lo estafado asciende a más de 300.000 euros.

La operación se inició el pasado mes de mayo cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un grupo de personas que podría estar dedicándose a realizar estafas por todo el territorio nacional usurpando la identidad de clientes de telefonía móvil.

Por tal motivo, se estableció un dispositivo de seguimiento sobre este grupo de personas, dando como resultado la detención e imputación de 13 hombres y 7 mujeres de nacionalidades española, rumana y marroquí, como supuestos autores en diferente grado de los delitos de falsedad documental, usurpación de estado civil, estafa, extorsión y pertenencia a organización criminal.

Sustraían las facturas de móvil de los buzones

La organización estaba asentada en las provincias de Valencia, Castellón, Alicante, Málaga y Zaragoza. Para desarrollar la actividad ilícita los miembros de la organización conseguían datos reales de terceras personas sustrayendo las facturas de móvil que cogían de los buzones de las viviendas

Una vez conseguidos los datos de clientes de telefonía, llamaban a las compañías y se hacían pasar por estos clientes para contratar nuevas líneas de teléfono asociadas a las ya existentes y solicitar  nuevos terminales de alta gama. Igualmente, la organización realizaba este proceso vía Internet. En ocasiones se llegaron a contratar hasta 5 nuevas líneas de teléfono.

Posteriormente, la red modificaba los datos de contacto del cliente (domicilio, correo electrónico y número de teléfono) para que la compañía no pudiera contactar con el verdadero cliente.

ocultar
La Guardia Civil desmantela una organización que usurpó la identidad de más de 500 personas
Subir