24 de noviembre de 2020 24/11/20

PP: "Medio Ambiente informa en contra del PGOU de L’Alfàs"

  • Los técnicos de la Conselleria subrayan la imposibilidad de modificar los límites del Parque Natural de la Serra Gelada como proponía el Ayuntamiento, para excluir parcelas privadas y hacerlas urbanas

Duro varapalo al documento de aprobación inicial del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de L’Alfàs del Pi (PGOU). Así se desprende del informe emitido por la Dirección Territorial Medio Ambiente de la Conselleria, quien se manifiesta desfavorable sobre el documento presentado por el Ayuntamiento alfasino en relación al PORN de la Serra Gelada.

El documento, al que ha tenido acceso el Partido Popular de L’Alfàs, consideran que el nuevo PGOU propone una alteración no permitida de los límites del Parque Natural de la Serra Gelada, como son la exclusión de parcelas privadas de particulares que el equipo de gobierno socialistas y su alcalde, Vicente Arques, pretendían que fueran calificadas en el nuevo PGOU como urbanas. Además, el informe corrige al equipo redactor, quienes en un intento de “engaño” informan de que el Ayuntamiento “estaba tramitando la modificación de los límites”, a lo que la Dirección General de Medio Natural contesta con un “no rotundo” a la existencia de esa tramitación.

El informe de la Dirección General de Medio Natural deja muy claro que no se permite la alteración de los límites del Parque Natural con una reducción de la superficie protegida, como estaba planteado en el PGOU presentado por el gobierno socialista de l’Alfàs. Concretamente, la exclusión intencionada de diferentes parcelas incluidas actualmente en el Parque, con una extensión aproximada de 12.000 metros cuadrados, y que con el nuevo PGOU que pretendían aprobar los socialistas se excluían del mismo, pasando tener la calificación de urbanas y por lo tanto con posibilidad de construir.

Que la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente haya informado desfavorablemente a la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) supone la inviabilidad del mismo desde el punto de vista medioambiental, algo que no ha sorprendido a la oposición. El Partido Popular, a través de su portavoz, Maite Huerta, ha afirmado que lo ocurrido con el documento no es sino una "consecuencia lógica" de las irregularidades que pretendía hacer el alcalde con el nuevo PGOU.

Los populares, haciéndose eco de la situación de indefensión en que se encontraban muchos vecinos con la redacción del nuevo PGOU, presentó un escrito en Conselleria en el que se informaba de las “graves irregularidades” que presentaba el nuevo Plan General que el gobierno socialista de l’Alfàs quería aprobar. Además de recoger la exclusión ilegal de diferentes parcelas, también señalaba las anomalías de otras que aparecían ya como urbanas en el nuevo PGOU, estando éstas integradas dentro del Parque Natural.

Las asociaciones vecinales de L’Alfàs del Pi consideraban “un engaño en toda regla» el proyecto del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) presentado por el gobierno socialista, liderado por Vicente Arques. La intención de recalificar cerca de 12.000 metros cuadrados en los límites con la Serra Gelada para permitir y aumentar la edificabilidad, actualmente bajo la protección del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN), no sólo supondría un atentado ecológico sino “un engaño en toda regla” por parte del alcalde. Los vecinos han recordado las reuniones mantenidas en varias ocasiones durante el año pasado en las propias dependencias del Consistorio, donde según ellos no sólo se les aseguró que se mantendría la protección de los parajes naturales del municipio, sino que además incluso aumentarían las zonas verdes.

Maite Huerta ha subrayado la “irresponsabilidad y manipulación” del alcalde Vicente Arques durante toda la legislatura, un comportamiento que no conduce sino a un callejón sin salida, como se demuestra con lo sucedido con la tramitación del plan general, que ahora quedará bloqueado y de nuevo tendrá que comenzar otra tramitación.

Pero, según el PP, el problema radica en el “engaño” que el equipo de gobierno socialista quería hacer a la Conselleria para beneficio de terceros y perjuicio de todos los ciudadanos. Es decir, que la responsabilidad de lo sucedido es principalmente del alcalde y el concejal de Urbanismo por querer desarrollar una “ordenación manipulada” en suelos que afectan al Parque Natural de la Serra Gelada. "No se puede pintar lo que a uno le da la gana en el plan y luego esperar que Conselleria encima te dé el visto bueno", ha asegurado Maite Huerta.

El informe desfavorable que la Dirección General de Medio Natural ha emitido sobre el nuevo PGOU –ha puntualizado el Partido Popular- es una consecuencia directa de la mala gestión del equipo de gobierno. "Lo normal, al redactar el nuevo Plan General de Ordenación Urbana y de abordar el desarrollo urbanístico hubiera sido buscar la legalidad y no engañar como han intentado hacer” ha subrayado la portavoz popular.

Sin embargo -asegura Huerta-, se ha hecho todo lo contrario, se ha desarrollado una política que sólo conduce a "un nuevo varapalo". El PP ha exigido al equipo de gobierno socialista que corrijan todas sus irregularidades para solucionar el problema y conseguir así la tramitación definitiva de un Plan que, a pesar de ser la prioridad de su gestión, ha superado ya el ecuador de su mandato sin haber conseguido prácticamente nada.

Subir