elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Una empresa de Alfafar destapa sin saberlo una red de estafas a compañías internacionales

Una empresa de Alfafar destapa sin saberlo una red de estafas a compañías internacionales
  • Utilizaban la conocida técnica de fraude al CEO y se hacían pasar por trabajadores de la propia empresa

En el marco de la Operación “JALNCO” el Equipo de Investigaciones Tecnológicas (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Valencia ha procedido a la detención de tres personas y la investigación de una cuarta  de nacionalidad camerunesa y española, como presuntos autores de 7 delitos de estafa,  4 de usurpación de estado civil, descubrimiento y revelación de secretos, 6 de falsificación de documentos y blanqueo de capitales.

La operación se inició a raíz de una denuncia interpuesta por una empresa con sede en la localidad de Alfafar (Valencia),  que puso en conocimiento haber sido víctimas de una estafa en grado de tentativa por la que los autores, utilizando su imagen corporativa, habían tratado de inducir al error mediante utilización de herramientas de ingeniería social a una entidad bancaria, para que se realizaran una serie de pagos a las cuentas controladas por la organización investigada, alcanzando el montante total del capital que habían intentado conseguir los 220.000 euros, pudiendo bloquear la operación momentos antes de que esta pudiera completarse.

El método que utilizaron los autores fue el del Fraude al CEO, una modalidad de la Estafa conocida como Bussines Email Compromise (BEC), que consiste en que los autores de los hechos engañan a un empleado con acceso a las finanzas para que realice una transferencia a una cuenta que cree que es de un cliente o proveedor, pero el dinero acaba en la cuenta bancaria de la organización criminal. Para ello consiguen acceder a la red corporativa y una vez dentro, examinan durante semanas los sistemas de facturas, las listas de proveedores o clientes de las empresas, llegando a copiar los usos y expresiones que utiliza la persona (CEO) cuyos datos van a utilizar.

Una vez estudiada toda esta información, aprovechan el momento oportuno (momentos de ausencia del CEO o de una importante operación) para suplantar su identidad y enviar un email en el que solicitan una transferencia a una cuenta de un proveedor o cliente que parece legítima, argumentando que el cambio de cuenta se debe a un problema fiscal con la cuenta habitual, o algún pretexto similar. De esta forma, el receptor del email realiza la transferencia de cientos o miles de euros sin sospechar. Cuando ya tienen los autores el capital en su cuenta, se inicia el proceso de blanqueo de capitales.

Tras realizar todas las gestiones de investigación se pudo verificar que los presuntos autores habían utilizado para la apertura de cuentas bancarias, en diversas entidades, documentos de identidad de extranjeros (NIEs) de gran calidad, lo que se manifiesta en el hecho de que personas especialmente aleccionadas en el manejo de estos documentos, como lo son los empleados de las entidades bancarias que no detectaron la falsedad de los mismos.

Realizado el estudio de las cuentas empleadas para la comisión de los delitos, se pudo comprobar que las mismas habían sido utilizadas para cometer otras estafas a empresas ubicadas tanto en territorio nacional en las Islas Baleares, Barcelona, Tarragona y Guadalajara como para la comisión de otras  dirigidas a empresas ubicadas en Malasia a la que estafaron más de 15.000 euros mientras realizaba una transacción de venta de material sanitario a una empresa de Barcelona e Italia. En este último país concretamente, se ha podido vincular a estos autores con un hecho en el que a una empresa ubicada en Varese la habían estafado 22.000 euros que estaba siendo investigado por la Polizia di Stato. Estos hechos cometidos en el extranjero se pudieron confirmar a través de los mecanismos de cooperación policial internacional existentes como INTERPOL y EUROPOL

Los agentes  han podido averiguar que los autores habrían tratado de conseguir una cantidad de dinero superior a los 600.000 euros entre empresas españolas y extranjeras.   

Tras un exhaustivo trabajo de investigación tendente a la identificación de los autores de los hechos, los agentes consiguieron averiguar la identidad verdadera de estas personas, por lo que en el mes de noviembre de 2019 se procedió a la explotación de la primera fase de la operación que se saldó con la investigación de uno de los autores de los hechos en Gijón y a la detención del segundo de ellos en Tarragona. Posteriormente y en una segunda fase de explotación de la operación realizada entre los meses de octubre y noviembre de 2020 se procedió a la detención de los otros dos encartados, vinculando a uno de ellos seis identidades falsas con las cuales se estaba moviendo por España, Francia y Alemania y con las que, además, realizaba la apertura de cuentas bancarias.

De la misma forma, las empresas perjudicadas de España han podido recuperar hasta la fecha un total de 360.000 euros, de los 420.000 euros que pretendían obtener los supuestos autores de manera fraudulenta, todo ello dada la prontitud de la actuación así como por la coordinación entre la Guardia Civil y las entidades bancarias.

La presente operación culminó con la detención de 3 varones de nacionalidad camerunesa y española y con la investigación de un varón de nacionalidad camerunesa, todos ellos con edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, como presuntos autores de los delitos de estafa, falsificación de documento público oficial, usurpación de estado civil, descubrimiento y revelación de secretos y blanqueo de capitales.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Catarroja.

Subir