24 de noviembre de 2020 24/11/20

Cuatro meses de prisión para una mujer que se hacia pasar por podóloga en Alfafar

Cuatro meses de prisión para una mujer que se hacia pasar por podóloga en Alfafar - (foto 1)
  • Estaba acusada de un delito de intrusismo laboral

El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha informado de una nueva condena en el ámbito del intrusismo en la Podología en la Comunidad Valenciana. En esta ocasión, el Juzgado de primera Instancia e Intrucción de Catarroja ha impuesto una condena a una mujer que ejercía esta profesión en la localidad valenciana de Alfafar.

El fallo, que es firme ya que la acusada ha prestado su conformidad y ha reconocido los hechos expuestos, corresponde a una querella interpuesta por el ICOPCV contra M. N. T. y de la que hay hechos probados que demuestran que ésta, al menos entre los meses de abril y diciembre de 2018, se anunciaba en una página de anuncios de Internet como “médico podóloga” sin disponer de la titulación que requiere ni estar colegiada en el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana. Además, durante esas fechas ejerció esta profesión en un bajo comercial de la localidad de Alfafar.

El Juzgado de Catarroja ha condenado a M.N.T. como responsable de un delito de intrusismo profesional con una pena de 4 meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena más las costas del procedimiento. Al no tener antecedentes penales, la pena de prisión ha quedado en suspenso.

“Esta sentencia es de gran valor y significa un paso más hacia la dignificación de la Podología y el cuidado y protección de los derechos de nuestros colegiados. Desde 2017 este Colegio ha iniciado, a través de su departamento jurídico,  acciones legales para perseguir la actuación de todas las personas no tituladas que realizan estudios de la pisada o tratan alteraciones en los pies por incurrir en un delito de intrusismo en la profesión. Seguiremos haciéndolo hasta conseguir acabar con esto. Sería fantástico contar con el apoyo de la Conselleria de Sanidad para perseguir este delito, pero no está siendo así. No obstante, continuaremos trabajando para acabar con ésta que es una de las grandes lacras de nuestra profesión”, ha afirmado Maite García, presidenta del ICOPCV.

“Además, con esta acción legal estamos protegiendo los derechos de la población. Los pacientes son los principales afectados por el intrusismo profesional en la Podología y es su salud la que se puede ver afectada”, ha continuado Maite García.

Desde el ICOPCV se ha señalado que para que el paciente pueda asegurarse de que se pone en manos de un profesional cualificado es imprescindible comprobar que dispone de número de colegiado.

Subir