24 de noviembre de 2020 24/11/20

El Barrio del Cristo celebra su tradicional Ofrenda Floral al Santísimo Cristo de la Expiración

El Barrio del Cristo celebra su tradicional Ofrenda Floral al Santísimo Cristo de la Expiración - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Barrio del Cristo celebra su tradicional Ofrenda Floral al Santísimo Cristo de la Expiración - (foto 2)
    El Barrio del Cristo celebra su tradicional Ofrenda Floral al Santísimo Cristo de la Expiración - (foto 3)

    El domingo fue el día de la culminación de las fiestas del Barrio del Cristo y que mejor manera de terminar una gran festividad que realizando una Ofrenda Floral al Cristo al Santisimo Cristo de la Expiración organizado por la cofradía.

    La reina Purificación Sevilla y sus damas estuvieron acompañadas por la Presidenta de la Mancomunidad y alcaldesa de Aldaia Carmen Jávega, la concejal delegada del Barrio del Cristo, Caridad Collado, y por concejales de Aldaia y Quart de Poblet que quisieron acompañar y realizar la ofrenda floral al Cristo del Barrio.

    Este año con motivo de la celebración del 40ª Aniversario de las Fiestas del Barrio del Cristo, se les concedió el privilegio a todas las reinas de las fiestas desde hace 40 años a vestirse y volver a disfrutar de la ofrenda al Cristo.

    Por lo que en el pasacalle Purificación García tuvo el honor de desfilar con las reinas de otros años, además de estar con sus damas, los festeros, la corporación municipal, las dos comisiones falleras del Barrio, la casa Andaluza y los miembros de la Cofradía.

    Una vez llegaron a la iglesia, se realizó la ofrenda floral al Cristo que estaba presidiendo en el altar, y estuvo presente durante toda la misa. Esta tradicional misa, que estuvo presidida por Purificación Sevilla, marca el final de las fiestas del Barrio por lo que se podía ver más de un rostro cansado y apenado de las damas e incluso de la reina Purificación Sevilla.

    Al finalizar la misa se desplazaron hasta la carpa joven donde se había preparado un pequeño aperitivo muy original en el que destacó una pequeña sorpresa que le quisieron dar a la reina. Le habían preparado una sandia decorada con su nombre y dos pajaritos hechos con zanahorias.

    Después de un pequeño descanso Purificación Sevilla encendió la mecha que hizo sonar durante varios minutos una gran mascletá que hizo retumbar a todo el Barrio del Cristo.

    Subir