27 de noviembre de 2020 27/11/20

El Banco de Alimentos de Alcalà-Alcossebre triplica su presupuesto inicial y atiende a 189 familias en situación de necesidad durante el confinamiento

El Banco de Alimentos de Alcalà-Alcossebre triplica su presupuesto inicial y atiende a 189 familias en situación de necesidad durante el confinamiento - (foto 1)
  • El Ayuntamiento entra a formar parte como Organización Asociada de Reparto del Programa 2020 del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas

El Banco de Alimentos de Alcalà-Alcossebre, gestionado por la Concejalía de Bienestar Social y la Asociación de Recursos Sanitarios Azahar, ha atendido a un total de 189 familias con 378 usuarios en lo que llevamos de año. Esto supone un aumento significativo respecto a otros años, motivado por la crisis económica que ha supuesto la pandemia de COVID-19. Esta situación ha derivado en que se haya tenido que triplicar el presupuesto inicialmente previsto, debido al incremento de familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad económica y precisan contar con este servicio de reparto de alimentos. Inicialmente, el presupuesto municipal del Banco de Alimentos para este año 2020 estaba contemplado en 3.000 euros pero, motivado por el aumento de solicitudes por parte de familias afectadas por la crisis económica que ha traído consigo la pandemia de COVID-19, el consistorio ampliaba la partida con 3.000 euros más para llegar a los 6.000 euros. Ahora, a través de la solicitud presentada por el Ayuntamiento, el Banco de Alimentos de Alcalà-Alcossebre ha sido aceptado como Organización Asociada de Reparto del Programa 2020 del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD) lo que supondrá que, en julio y septiembre,  se reciban dos lotes de alimentos valorados en más de 3.000 euros. De esta forma, el Banco de Alimentos ha multiplicado por tres su presupuesto inicial con el fin de que ninguna familia en situación de vulnerabilidad económica quede sin atención. El tipo de alimentos que se reparten son de tipo no perecedero como legumbres cocidas, conservas, pasta, alimentación infantil, leche, batidos y aceite de oliva y los lotes se preparan teniendo en cuenta las necesidades de cada familia.

La concejala de Bienestar Social, Marien Traver, explicaba que “es evidente que muchas familias que antes no hacían uso de este recurso social han tenido que acudir para poder contar con alimentos. Se trata, en muchos casos, de personas afectadas por ERTEs que todavía no han recibido su prestación o por personas que han cesado su actividad económica debido a la pandemia de COVID-19”. Traver valoraba muy positivamente “entrar a forma parte del Programa 2020 del FEAD ya que esto supone que, dos veces al año, nos va a llegar una remesa importante de alimentos que ampliará las provisiones de nuestro Banco de Alimentos local”.

Subir